El CHUA aborda con una técnica pionera las embolias

T.R
-
Profesionales sanitarios y enfermos conviven en la UCI. - Foto: RUBEN SERRALLE

El Complejo Hospitalario de la capital albacetense trató ya por vía percutánea a 56 pacientes

El Hospital General Universitario de Albacete es pionero en Castilla-La Mancha desde hace casi dos años en la aplicación con éxito de una técnica de abordaje percutáneo para el tratamiento de la embolia pulmonar grave. Con 56 pacientes tratados con síntomas de tromboembolismo pulmonar, lo que en el argot médico llaman TEP, 29 de ellos durante el 2018, el centro hospitalario albacetense es el único por el momento que practica este procedimiento, del que se benefician pacientes de todos los rincones de la geografía regional, excepto de la provincia de Toledo. 
Fue en abril de 2017 cuando el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA) aplicó este procedimiento al primer paciente con embolia pulmonar, convirtiéndose así en uno de los cinco primeros centros hospitalarios del país en llevar a cabo esta medida, cuyo objetivo no es otro que reducir dos tercios el fármaco trombolítico para bajar el riesgo de hemorragias en el tratamiento de esta dolencia.
El protocolo para llevar a cabo esta técnica se redactó en 2016 entre los jefes de los servicios de Medicina Intensiva y Hemodinámica, los doctores José Luis Cortés y Jesús Jiménez Mazuecos, junto con los facultativos María del Carmen Córdoba y Arsenio Gallardo, además de la Enfermería de ambos servicios.  
En cuanto a los factores más frecuentes que desencadenan un TEP figura además de los inherentes al paciente como es la edad (mayores de 75 años, el sexo (varón) y las alteraciones de la coagulación; otros adquiridos como haberse sometido a una cirugía (es el origen de un 30% de los casos), haber estado inmovilizados por una intervención o una caída (desencadena el 25%), el cáncer;y ya en menor medida la terapia hormonal o el embarazo.
(Más información en edición impresa).