Guerra de sondeos... con algunas coincidencias

Pilar Cernuda
-

Sánchez se presenta como el gran favorito de cara a una cita con las urnas que mantiene a la derecha con el voto dividido por la irrupción de Vox, que puede restar apoyos a Casado

Guerra de sondeos... con algunas coincidencias - Foto: FERNANDO ALVARADO

Los candidatos, líderes de los partidos y multitud de ciudadanos a los que la política interesa lo justo, pero tiene muy claro que quiere para España el mejor Gobierno, se precipitan cuando cualquier medio de comunicación anuncia que cuenta con un sondeo electoral. 
El escepticismo sobre el nivel de acierto de las encuestas había bajado considerablemente en los últimos años, desde que sucesivas noches electorales demostraron que los resultados eran muy distintos a los que se habían dado como probables. Sin embargo, se han corregido errores pasados, se tienen referencias que no existían cuando aparecieron partidos nuevos y en las últimas contiendas electorales ya hubo alguna empresa que se aproximó bastante al resultado definitivo. Recogiendo, incluso, la aparición de Vox por la puerta grande de las elecciones andaluzas. Tan pocas acertaron en los últimos tiempos, que se da el caso insólito de que el par de empresas que lo hicieron se las disputan hoy medios de comunicación y partidos situados en las antípodas.
A cinco semanas de que se celebren las elecciones generales, y a poco más de dos meses de las autonómicas, municipales y europeas, se advierten considerables discrepancias en los distintos sondeos que se publican o que manejan los partidos políticos -en algunas se nota que el contratado es «sensible» a los deseos del contratante y carga la mano en ofrecerle datos positivos mientras mengua los que le son adversos-, pero hay algunas conclusiones que son unánimes: el PSOE de Pedro Sánchez ganará las elecciones a distancia de la segunda fuerza, el PP. El declive de Podemos y de Ciudadanos les reduce a fuerzas minoritarias. El partiod de Iglesias se encuentra en caída libre -es la razón de que suba tanto el partido socialista-, Ciudadanos se encuentra en una situación más debilitada que en las anteriores y no se acerca al sorpasso con el PP que hace pocos años era un sueño realizable y hay que contar con la presencia de Vox.