Varela: «Es necesario un pacto global entre las partes»

Juan Carrizo
-

El vicepresidente del Albacete Balompié advierte que en el peor escenario «clubes históricos se pueden ver contra las cuerdas» y aboga por «ajustar los salarios de los jugadores»

Víctor Varela, durante una comparecencia. - Foto: Rubén Serrallé

La comisión formada por RFEF y LaLiga acordó ayer «la suspensión de las competiciones profesionales de fútbol hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud». Un escenario que se veía venir y que tendrá repercusiones porque los posibles escenarios se van recortando y los clubes necesitan saber como van a superar la situación por los perjuicios a nivel económico que puede tener la disputa de lo que queda de competición este verano o simplemente la finalización de la temporada antes de tiempo.
Este diario se puso en contacto a través del gabinete de comunicación el club con el vicepresidente del Albacete Balompié, Víctor Varela, que atentamente nos atendió para expresar su preocupación, más allá de la «situación de una extrema gravedad sin precedentes como la que estamos viviendo». En este sentido quiso dejar claro que «el Albacete Balompié se posiciona con la salud y la seguridad de todos. Hay muchas familias que sufren por padecer la enfermedad, o por las pérdidas de seres queridos, y el fútbol no puede ser ajeno a la realidad de la sociedad que representa».
Varela considera que la decisión de «suspender indefinidamente la competición hasta que el Gobierno considere que no existe ningún riesgo para la Salud es una decisión acertada y necesaria, y nuestra labor ahora es trabajar desde nuestros hogares en estudiar los posibles escenarios que quedan por explorar».
En este sentido dijo que «el primero de ellos es que podamos, en un calendario comprimido, retomar la competición y terminarla antes del 30 de Junio. Otra posibilidad pasa por finalizar la competición en los meses de verano, aunque conllevaría una compleja maniobra jurídica para ajustar todos los contratos de los jugadores a un período contemplado para otra temporada».

 

(Más información en la edición impresa)