«De tanto hablar de crisis, la vamos a provocar»

L.G.E.
-

El consejero de Hacienda, que prefiere apuntar a «incertidumbres» y una «desaceleración», expone a la patronal que el presupuesto se podría ajustar a lo largo de 2020 si es necesario

«De tanto hablar de crisis, la vamos a provocar»

Hay preocupación, pero no alarma. Tanto el consejero de Hacienda como el presidente de la patronal regional no ocultan que el panorama económico a nivel mundial no es de lo más halagüeño, pero no ven el vaso medio vacío y tampoco quieren que así lo vea la ciudadanía. «Es verdad que estamos en un ambiente de incertidumbre y que eso puede provocar una desaceleración», comentó el consejero Juan Alfonso Ruiz Molina. Pero insistió en que es más preciso señalar una desaceleración del crecimiento antes que hablar de crisis. «De tanto hablar de crisis y de lo que viene, la vamos a provocar entre todos», apuntó.
Y es que la concatenación de noticias alarmistas en el plano económico (Brexit, avisos de recesión en Alemania, guerra comercial con Trump, posible subida del petróleo) podría acabar teniendo repercusiones negativas en el consumo. Además añade que desde el Gobierno regional tienen como objetivo con sus presupuestos de 2020 la creación de riqueza y de empleo. «Tenemos instrumentos para incentivar la inversión necesaria, favorecer a los autónomos y aumentar el número de emprendedores», expuso.
Ruiz Molina explicó esta mañana los presupuestos al presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás. El máximo representante de la patronal le expuso que es clave que los presupuestos sean rigurosos en los ingresos y el consejero se lo garantizó, aunque también expuso que «si es necesario ajustarlos a lo largo del ejercicio, no habría más remedio que hacerlo porque es el primero con déficit cero».
Nicolás mostró su confianza en las estimaciones del consejero. «Lo que es el cálculo en la recaudación de la región está perfectamente hilado», expuso. Ahora bien, el presidente de Cecam sabe que buena parte de los ingresos vienen del Gobierno de España y ahí tiene más incertidumbres. «Lo que pongo en duda, no solo en esta comunidad, son los ingresos que no controlamos y que vienen de fuera», apuntó.
Nicolás también compartió la opinión de Ruiz Molina de no pecar de agoreros con las noticias económicas negativas, aunque no esconde que hay «ciertos nubarrones que van anunciando las agencias». «Lo que no podemos es tener la retroalimentación de decir que esto va mal porque al final todo el mundo va a pensar que efectivamente va mal y se puede producir el cumplimiento de esta profecía», advirtió.
Nicolás aconseja afrontar estas incertidumbres con «trabajo, trabajo y trabajo» y pensar en planes de contingencia y alternativas. «Tenemos destinos de exportaciones muy consolidados, que cuestan muchos años hacer, y que si ahora hay que cambiar de ubicación, eso no se hace ni en un mes ni en seis», avisó.



Las más vistas