Más de 600 personas se han beneficiado del PET-TAC móvil

S.L.H
-
Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad en funciones.

Más de 600 personas se han beneficiado del PET-TAC móvil que ha estado en las localidades de Toledo, Talavera de la Reina, Alcázar y Cuenca. Así lo dado a conocer hoy en rueda de prensa el consejero de Sanidad en funciones, Jesús Fernández Sanz.

Tras la celebración del Consejo de Gobierno, el responsable regional de Sanidad en funciones, Jesús Fernández Sanz, ha recordado el compromiso adquirido por el presidente regional en funciones, Emiliano García-Page, en el Consejo de Gobierno itinerante celebrado en Marchamalo (Guadalajara) de desplazar el PET-TAC a todas las localidades posibles para evitar el desplazamiento de pacientes a sus respectivas áreas sanitarias.

Tras su estancia en los municipios de Albacete y Guadalara, este servicio puntero se desplazó a Toledo, Talavera de la Reina, Alcázar de San Juan y Cuenca, donde ha podido revisar durante los meses de abril y mayo a más de 600 personas. 

"El PET-TAC nos permite leer los resultados en el momento y distribuir la imagen y el informe a todos los hospitales y centros de Atención Primaria", explicó el consejero en funciones, que subrayó que Castilla-La Mancha dispondrá del servicio de medicina nuclear en todas las capitales de provincia cuando se acaben las obras en los hospitales. 

De momento, este servicio solo está en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, pero "ya está en proceso de adquisición el PEC-TAC de Toledo y pronto  también en los hospitales de Guadalajara y Cuenca".

Fernández Sanz quiso hacer también mención a los aparatos adquiridos con la donación realizada por la Fundación Amancio Ortega, y que provocó polémica durante la campaña electoral del 26-M ante las críticas vertidas por Podemos.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha adquirido con esta donación siete aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer y siete mámógrados con tomosíntesis. Respecto a los mamógrafos, los cinco primeros han ido a parar uno a Ciudad Real (que ya cuenta con otro), dos a Albacete y los otros dos a Toledo. Faltan comprar otros dos que irán destinados a los centros hospitalarios de Guadalajara y Cuenca cuando finalicen las obras. 

"Así todos los hospitales dispondrán de uno", celebró el consejero de Sanidad en funciones, que recordó, además, que aún faltan por adquirir tres resonancias magnéticas para los hospitales de Almansa, Manzanares y Valdepeñas. Entonces, añadió "estaremos al máximo nivel del país, que es lo que se merecen los castellano-manchegos y las castellano-manchegas".

La donación de la Fundación Amancio Ortega a Castilla-La Mancha ascendió a 15 millones de euros.