scorecardresearch
Editorial

La vivienda también camina por la senda de la recuperación

-

El primer semestre del presente año deja dos buenos datos para el sector de la vivienda. Primero fue el de la compraventa, que en la provincia de Albacete se incrementó en un 45%, al pasar de 1.187 en los seis primeros meses de 2020 a 1.725 en el mismo período del presente año. El segundo dato positivo se conoció ayer con los resultados ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística sobre las hipotecas constituidas, que arrojaron el resultado 1.285 sobre vivienda en el primer semestre, frente a las 1.028 del pasado año, lo que también supone un aumento sustancial que llega al 25%, que también viene acompañado de un considerable incremento en el capital empleado en las operaciones hipotecarias realizadas por los albacetenses. A nivel nacional y regional, con distintos porcentajes, también la tendencia es al alza tanto en el capítulo de la compraventa como en el de las hipotecas sobre viviendas.

Estos dos indicadores positivos, tanto el de la compraventa como el de la suscripción de hipotecas, evidencian que la vivienda también camina por una senda de la recuperación económica, dentro de uno de los sectores importantes como es el inmobiliario, por el que asimismo transitan las empresas exportadoras albacetenses, ya que también presentaron recientemente unos buenos datos exportadores en lo que concierne al primer semestre del año, con una cuantía de 582 millones de euros y un incremento del 17,2% respecto al mismo período del año anterior. Además, el mercado laboral también encadena en este 2021 varios meses con un descenso en el número de desempleados, aunque en este caso hay que tener en cuenta aspectos coyunturales como son las campañas agrícolas y la época estival, que viene acompañada de un incremento de contrataciones en el sector servicios.

Estos datos económicos invitan al optimismo, pero es preciso recordar que el año 2020, marcado casi por completo por la pandemia del coronavirus, fue muy negativo en el conjunto de la nación, sin ser la provincia una excepción, por lo que también era previsible que los resultados del presente año mejorasen. Por este motivo, estos datos se pueden recibir con esperanza, pero sin perder de vista el futuro más inmediato, en el que también es preciso buscar todos los revulsivos económicos posibles, comenzando por los generadores de empleo, donde patronal, sindicatos y administraciones deben trabajar de la manera más coordinada posible, ya que el incremento en este apartado laboral es el que hace posible una mayor activación del consumo y, por añadidura, también contribuye a la mejora en otros campos, como puede ser el de la vivienda.