La fiscal pidió la absolución de los acusados de homicidio

Josechu Guillamón
-

La acusación particular mantuvo su petición de 15 años de prisión para los dos procesados y las defensas solicitaron la libre absolución de sus clientes

La fiscal toma notas, junto al letrado de la acusación particular. - Foto: José Miguel Esparcia

La Fiscalía pidió la absolución de los dos acusados de matar a un hombre en Villarrobledo, el 21 de diciembre de 2014, en la última sesión del juicio que se celebró ayer en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.
La fiscal no se dejó influenciar por la declaración de la camarera del último pub en el que se vio con vida al acusado, que relató como observó a los dos procesados llevar a la víctima de los hombros y soltarla tambaleándose poco antes de morir. 
Si que afirmó que  existía un homicidio y una puñalada mortal, pero comentó que no se podía concluir que hubieran sido los dos acusados. «Yo no me puedo inventar un relato de los hechos. Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario».
Además aseguró que para que hubiera dos autores del delito debería haber un mínimo acuerdo entre los mismos. «El haber visto como una persona apuñala a un tercero no es un delito de homicidio». En la misma línea, recordó que los acusados eran amigos del fallecido, pero no entre ellos y que de hecho, cuando se pincharon sus teléfonos no cruzaron ninguna llamada.
También recordó que sus declaraciones se contradecían, pero que ni siquiera se acusaban entre ellos del crimen. 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA