El JEME aboga por la tecnología para modernizar el Ejército

Yolanda Lancha
-

El general Varela habla de escenarios "de incertidumbre" y de la necesidad de que la defensa avance hacia tecnologías emergentes que ayuden a cumplir con los planes del Ejército para 2035.

El JEME aboga por la tecnología para modernizar el Ejército - Foto: Yolanda Lancha

El auditorio del Museo del Ejército ha acogido la primera de las tres jornadas del Foro Ejército-Empresas, que afronta su segunda edición, con mayor implicación empresarial que el primero, que ya se saldó con éxito, y con el objetivo compartido de avanzar en las nuevas tecnologías para adaptarlas a las necesidades y demandas del ejército actual a fin de mantener una constante modernización acorde con las exigencias actuales. Más de 200 asistentes han escuchado las palabras del jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Francisco Javier Varela, durante la inauguración de esta destacada convocatoria.
«Apoyo». Fue la palabra más repetida.  Varela considera «imprescindible» el respaldo empresarial y «el impulso tecnológico» al planeamiento militar que se ha planteado para 2035. En este caso, resaltó también que se trata «de un escenario complejo debido a la incertidumbre y a los flujos de información».
Ante esta situación, el  jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra aseguró que lo más importante es mantener un ejército «en constante adaptación» para disponer de «unas fuerzas reactivas, en el sentido de tratar de adelantarnos a esos cambios de situación y tener en cuenta, sobre todo,  las dimensiones del futuro campo de batalla en el horizonte temporal del año 2035». La posibilidad de que el Ejército de Tierra tenga que actuar en entornos impredecibles en los próximos años obliga a los militares a dotarse de nuevos sistemas tecnológicos para avanzar hacia la era 4.0 y mantenerse en línea con los ejércitos de los países más avanzados.
Varela tiene claro que el avance va ligado «a un cambio de mentalidad» y al apoyo de las empresas que desarrollan proyectos ligados a las nuevas tecnologías para hacer frente a posibles escenarios y «amenazas futuras». El Ejército avanza hacia el reto marcado para 2024. Para lograr el cambio, ha comenzado un significativo proceso llamado ‘Fuerza 35’ con la finalidad de que se vaya adaptando a las necesidades con «precisión, eficacia y coherencia», tres máximas que ayudarán a constituir organizaciones preparadas «para operar en todo tipo de entornos».
Hace prácticamente un año se puso en marcha la ‘Brigada Experimental 2035’, que probará estas nuevas capacidades y los avances que vayan ligados a la innovación y la experimentación tecnológica.
el congreso. Esta segunda edición del foro cuenta con 240 asistentes, ochenta empresas, el doble de las que acudieron en la primera edición el año pasado y cerca de una veintena de universidades, estas últimas también importantes aliadas en el ámbito de la investigación desde hace años. Durante estas tres jornadas se debatirá la situación actual del Ejército de Tierra, se pondrá la mirada en otros ejércitos, se hablará del sistema de misión 8x8 que ya está implantado, y distintos expertos compartirán con el público los avances ligados a la robótica, al láser, los vehículos avanzados y distintas herramientas tecnológicas que ayudan a mejorar la planificación estratégica.
El director-gerente de la Fundación Museo del Ejército, Francisco Ramos hizo ayer especial hincapié «en la importancia de la imagen» del Ejército para que vaya «bien vestido y equipado», garantía, entre otras cosas, «de una nación moderna». Por otra parte, subrayó también el papel de las empresas y de las universidades en este foro y dejó claro que la alianza no pasa por la «compraventa y el negocio», sino porque ambas partes asuman el reto de avanzar «hacia un ejército moderno y tecnificado de aquí a 2035».
En un foro de estas características la pregunta suele ser obligatoria. ¿Cómo está el ejército español en comparación con otros? «Bien», respondió Ramos, aunque también es consciente de los altos costes económicos y de la necesidad constante de inversión para renovar el material a menudo y evitar que se quede obsoleto.
El foro lo ha abierto el general de División, Fernando García. Valoró que se trata de un foro «directo y abierto» que tiene como finalidad, entre otras cosas «decidir hacia dónde queremos ir» en relación al Ejército, poniendo especial énfasis «en incorporar las tecnologías emergentes» en los próximos años. Por tanto, se precisa una buena inversión, que parte del Ministerio de Defensa para abordar la modernización de las Fuerzas Armadas.