La Policía Local detectó 32 casos de absentismo escolar

N.G.
-
Los agentes municipales hablan con varios jóvenes sobre el consumo de alcohol en la calle. - Foto: José Miguel Esparcia

La labor de los agentes municipales va de la mano de los directores de los centros educativos, los Servicios Sociales Municipales y la Fiscalía de Menores

La labor de la Policía Local se centra en garantizar la seguridad de los ciudadanos y, en esa tarea, además de controlar el tráfico, las normas de circulación y el cumplimiento de las ordenanzas que regulan la convivencia y el civismo, entre otros aspectos, realiza una labor directa de la mano de los centros educativos. Los agentes se encargan de regular el tráfico durante la entrada y salida de los colegios, controlan el absentismo escolar, vigilan los patios de los colegios por la noche y llevan a cabo charlas preventivas y educativas en los centros y en el parque infantil de tráfico.
A través de su relación con los centros educativos, detectaron un total de 32 menores en condiciones de absentismo escolar, lo que supone un descenso respecto a 2017, cuando se tramitaron tres casos más. En este sentido, la Policía Local colabora con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, los directores de los centros educativos y la Fiscalía de Menores en la tramitación de los expedientes por absentismo escolar, detectando las posibles situaciones y vigilando el cumplimiento de las obligaciones mediante un seguimiento personalizado de cada caso.
Asimismo, el pasado año, mantuvo su programación nocturna de vigilancia de los patios de los colegios e institutos de la ciudad, especialmente los jueves, viernes y sábados, con el fin de prevenir la realización de botellones y de actos vandálicos. En total, los agentes municipales llevaron a cabo 3.258 comprobaciones, detectando una incidencia en los colegios Virgen de Los Llanos y San Antón, «con cuatro denuncias por la práctica del botellón».

 

(Más información en edición impresa)