CLM insta a Madrid a aprobar ya un trasvase de urgencia

C.S.Rubio
-

La Junta se ha puesto en contacto con los municipios de la cabecera del Tajo, contrarios a esta derivación, para explicarles la necesidad de llevar agua a esta reserva natural

CLM insta a Madrid a aprobar ya un trasvase de urgencia - Foto: Rueda Villaverde


El Gobierno de Castilla-La Mancha ha vuelto a dar un toque de atención a Moncloa sobre la urgencia de aprobar un trasvase desde la cabecera del Tajo al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Una propuesta que lleva varios meses en la mesa del Ministerio de Transición Ecológica, el encargado de dar el visto bueno a cualquier derivación de agua en actual escenario de emergencia por sequía (Entrepeñas y Buendía apenas tienen un 18% de agua).
De momento, el Ministerio aún no habría puesto fecha a la reunión de la Comisión de Explotación del Trasvase de este mes, según a confirmado el Gobierno regional. Una reunión que se canceló la semana pasada y que tiene también pendiente resolver la demanda de otros 20 hectómetros cúbicos para el Levante, la mayor parte de ellos para cubrir las exigencias de los regantes murcianos.
«Es imprescindible esa derivación de agua a Las Tablas, quizá no es la solución más deseable pero la situación de emergencia requiere posicionarse y no ponerse de perfil», ha asegurado la portavoz de la Junta de Comunidades, Blanca Fernández. Y es que, como ha defendido, Las Tablas son una importante «reserva de la biosfera» y se corre el riesgo de que, si no llega agua pronto, vuelva a arder la torba de su subsuelo, como ya ocurrió en 2010, provocando «un grave daño medioambiental».
Una posición de la Junta que choca esta vez con la mantenida por los municipios ribereños del Tajo-Segura, contrarios a cualquier derivación de agua desde una cabecera que está a punto de llegar a su límite. En este sentido, Fernández ha confirmado que el Gobierno regional ya se ha puesto en contacto con los ribereños para explicarles su posición. Como ha insistido, Las Tablas requieren «una solución de emergencia».
No obstante, el Ejecutivo entiende las reticencias de la cabecera del Tajo, que ha visto como le han expoliado sus recursos hídricos durante décadas vía trasvases al Segura y cuya situación «no pasa por un buen momento». Con todo, ha recordado que  esta es una situación excepcional que la Junta apoya, al igual que «nunca nos hemos opuestos a los trasvases para beber para el Levante».