Delgado subraya "la dejadez de medios" en los juzgados

M.G.
-
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se encontró con la protesta de los funcionarios a la salida del Palacio de Justicia. - Foto: David Pérez

La ministra de Justicia resalta «la vocación» de los funcionarios y toma nota de las necesidades «de años atrás» fruto «de la dejadez de medios y de efectivos»

Una visita muy necesaria. Quizá es lo que pensó la plantilla de los juzgados, los forenses y los abogados al recibir a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cuya presencia también acarreó protestas de los funcionarios a la puerta del Palacio de Justicia para reclamar más medios y mejoras de las condiciones laborales fundamentalmente. La ministra estuvo en los juzgados, se trasladó al edificio de los forenses y terminó conociendo las instalaciones del Colegio de Abogados en una larga mañana en la que tuvo oportunidad de comprobar de primera mano «la precariedad de medios» que le trasladaron los operadores jurídicos.
Toledo no pasa desapercibido por sus necesidades desde hace años, con constantes peticiones desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. Por tanto, el exceso de carga de trabajo, la saturación de muchos de los juzgados, la falta de mejores instalaciones para la plantilla de forenses, los problemas informáticos y la pendencia en general, puesto que la provincia ocupó el primer puesto en relación al resto, volvieron de nuevo a la primera plana.
«Hay unos funcionarios de todos los espacios de Justicia en Toledo que trabajan con muchísima vocación», explicó Delgado tras recorrer las instalaciones del Instituto de Medicina Legal. En este sentido, insistió en que la situación deriva «de la dejadez en cuanto a los medios y efectivos en estos años atrás». Por tanto, creía necesario trasladarse a Toledo una mañana para tomar nota y «asumir las necesidades para trabajar su solución».
El aumento de actividad  y la falta de más juzgados y más plantilla tampoco pasaron de largo ayer. La ministra también comprobó «que hay muchísima carga de trabajo», pero, sobre todo, le llamó la atención también «el enorme trabajo» que la plantilla de forenses realiza en «unas instalaciones complejas», en referencia a las salas del cementerio que se utilizan para practicar las autopsias.  Del futuro Instituto de Medicina Legal, una antigua reivindicación, no comentó nada, con lo que aquellas instalaciones que el Ministerio de Justicia tenía intención de levantar en una parcela de la calle Dinamarca en tiempos económicos más amables aún sigue   en el limbo, ya que los presupuestos del Estado están prorrogados y el PP no lo tenía en mente tampoco a pesar de la necesidad.
La ministra también visitó este miércoles la oficina de atención a las víctimas y agradeció el trabajo que se está llevando a cabo en materia de violencia de género, concretamente, «en el acompañamiento por ese caminar judicial que, a veces, es tan complicado para las víctimas».
Reivindicaciones. Delgado también explicó la postura del Ministerio de Justicia respecto a las peticiones que llevan realizando meses los funcionarios, que incluso convocaron una huelga a finales del año pasado. En este caso, insistió en que la administración de Justicia «lleva un tiempo trabajando en la mesa» con los representantes sindicales y considera «que se han establecido los canales de comunicación» necesarios para lidiar con esta problemática, y también se cuenta con «grupos de trabajo conjuntos» para tratar la situación.
Si bien, los sindicatos mayoritarios ya anunciaron a principios de febrero que convocarán nuevas movilizaciones si el Ministerio de Justicia no escucha sus peticiones respecto a la mejora de medios personales y materiales y de las condiciones laborales.