scorecardresearch

Apoyo a la maternidad

A. Díaz
-

La ONG Maná, con el Ayuntamiento de Albacete, desarrolla un proyecto en Mali

La primera fase de la Maternidad en el poblado de la parroquia de Kati ya se ha construido. - Foto: Maná

La ONG Maná de Ayuda al Desarrollo ha llevado a cabo durante el fin de semana su XV Encuentro en la localidad de Valdeganga, con más de 63 participantes. Éste, que ha servido para fomentar la convivencia entre los voluntarios de la ONG, acercarse a la realidad de la localidad y poner en común el trabajo desarrollado, también ha propiciado el conocimiento de proyectos como el que ha traído el misionero Jesús Martínez, Padre Blanco con 52 años de trabajo en Mali, que ha puesto en marcha una Maternidad en Shodo, Diócesis de Kati, con el apoyo del Ayuntamiento de la capital y la ONG Maná.

Soledad Carcelén, voluntaria de ésta, agradeció el apoyo del Ayuntamiento de Valdeganga y destacó que ha sido muy interesante contar en este encuentro con Jesús Martínez, «una persona que lleva 52 años viviendo en Mali, con la que colaboramos desde hace muchos años en proyectos, apoyando el trabajo que hacen ahí. Eso ha sido muy importante, ya que hemos podido contar con el testimonio directo de la persona que de verdad da sentido al trabajo que hacemos en Mali, en este caso en concreto se trata de una Maternidad».

El proyecto, decía María José Carcelén, también voluntaria de Maná, «es de unos 40.000 euros y el Ayuntamiento nos ha apoyado con 29.100 euros y el resto, a través de actividades que estamos haciendo, lo completaremos».

En este sentido, apuntaba Soledad Carcelén que en la localidad de Valdeganga, «en estos cuatro días de Encuentro ya se ha recaudado una parte».

Además, decía Licinio Navarro, de Maná, «las empresas han colaborado con este encuentro y esto ha hecho posible que aumente la recaudación, porque sí que cada voluntario paga su manutención y alojamiento, y nosotros capitalizamos las donaciones».

Jesús Martínez, el misionero que trabaja sobre el terreno, advertía que esta Maternidad en Shodo, «es muy importante y ellos mismos han construido el edificio, han buscado una comadrona a la que pagarán durante cinco años y cada mujer, antes del parto, sólo tiene que aportar unos 10 euros. Ahora, hay cerca de 300 mujeres que han dado a luz en esa Maternidad, muy sencilla».

Recordaba este misionero que hasta ahora, las mujeres tenían que recorrer 30 kilómetros en «carreta o en moto para dar a luz y ya te puedes imaginar, muchas veces quedaban en el camino».

Destacó Jesús Martínez, la implicación del poblado en este proyecto, «porque todo lo que no es cemento o hierro, lo ponen; lógicamente la mano de obra y nosotros colaboramos con la dirección de obra».