Piden la acreditación de los profesionales de paliativos

T.R
-

La presidenta de la Ascampal, María del Soto Sesma Rodrigo, solicitó que la atención sanitaria en la fase avanzada de la enfermedad sea «universal»

Varios profesionales del Servicio de Medicina Paliativa del CHUA durante una jornada laboral. - Foto: RUBEN SERRALLE

Bajo el lema Mi cuidado, mi derecho, hoy se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos, una celebración que tanto la Asociación Castellano-Manchega de Cuidados Paliativos (Ascampal) como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) aprovecharon para pedir un compromiso de todas las fuerzas políticas con las personas la final de la vida. La presidenta de Ascampal, la doctora María del Soto Sesma Rodrigo, aseguró que la principal demanda que la asociación quiere trasladar a las autoridades sanitarias aprovechando esta celebración es la necesidad de que existan cuidados paliativos universales. De hecho, recordó que el derecho a cuidados paliativos se contempla como un derecho humano y es indicador del grado de progreso de una sociedad.
Asimismo, demandan el compromiso de los políticos para finalizar la tramitación parlamentaria de la Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida con el fin de mejorar la atención integral y multidisciplinar a las personas en la fase final de la enfermedad y sus familias.
Desde Ascampal también quieren reivindicar en este Día que se reconozca la especialización de los profesionales (médicos, enfermeros y psicólogos) que trabajan en el ámbito de los cuidados paliativos. Se trata de una vieja demanda de este colectivo, que lleva años pidiendo esta acreditación y reconocimiento para los profesionales con experiencia en este campo.
servicio con solera. En lo que a la provincia de Albacete respecta, la presidenta a Ascampal indicó que se trata de una servicio «como mucha solera y profesionales expertos en cuidados paliativos con amplia formación y experiencia laboral». Las estimaciones actuales hablan de que tres de cada cuatro personas necesitarán a lo largo de su vida atención paliativa.
Al año son en torno a 550 los pacientes que son atendidos en la Unidad de Medicina Paliativa, que sólo trata a personas con una enfermedad oncológica avanzada. 

(Más información en edición impresa)