TOC, hacia una atención especializada

Ana Martínez
-

Afaeps auspicia una campaña para reunir a personas con un TOC, con el objetivo de que puedan crear una asociación desde la que reivindicarsus necesidades

TOC, hacia una atención especializada - Foto: L. T.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones. La prevalencia se sitúa en el uno por ciento de la población infanto-juvenil y en el dos por ciento a lo largo de la vida.
El TOC se caracteriza por pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos que son angustiosos y alteran la vida diaria. No obstante, algunos investigadores hablan de la existencia de un TOC subclínico, algo así como obsesiones y compulsiones menos graves, cuya prevalencia en la adolescencia es de entre un cuatro y un 19%, según destaca un estudio específico sobre el TOC elaborado por la pediatra Paz González Rodríguez y el psiquiatra infantil, Prudencio Rodríguez Ramos.
Uno de los problemas del Trastorno Obsesivo Compulsivo es su invisibilidad, primero porque se suele achacar a una actitud habitual en la infancia y la adolescencia -el niño busca su lugar o llamar la atención-, segundo porque los afectados lo suelen esconder y, tercero, porque suele estar asociado a otros trastornos  como la ansiedad, la depresión, conductuales, de déficit de atención, del aprendizaje... Todo esto origina que el joven diagnosticado con un TOC no encuentre su espacio social, por muchas actividades, programas o recursos inclusivos que se vayan generando.
Es el caso de Mario Rodríguez, un joven de 22 años con síndrome de Asperger y diagnosticado con un TOC, que ha llamado a las puertas de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Enfermedad Mental (Afaeps) en busca de apoyo para crear un grupo de amigos con TOC con los que poder relacionarse y realizar actividades en común.
Mario es usuario del Centro Joven de Albacete donde se lleva a cabo un programa de ocio inclusivo. Es extrovertido, participativo, inquieto, le gusta implicarse en todo tipo de proyectos... hasta el punto de querer impulsar el suyo propio: poner en contacto a jóvenes con TOC para crear un grupo de ocio y ayuda mutua y con los que compartir el espacio social que les corresponde como ciudadanos de pleno derecho.
Con este nuevo proyecto sobre la mesa, la psicóloga de Afaeps, Victoria López Rubio, ha querido acompañar a Mario Rodríguez y ha lanzado una campaña  en redes sociales y con cartelería en la que se informa que se busca «gente con ganas de fomentar sus intereses, conocer gente afín y que tengan un TOC diagnosticado» para montar «un grupo de apoyo con la intención de hacer talleres, charlas, amistades...»
Lo deseado por las partes implicadas es que el culmen de esta novedosa iniciativa fuera la constitución de una asociación específica de personas afectadas por un TOC, un propósito «muy ambicioso» si se tiene en cuenta que en toda España apenas hay siete agrupaciones que atiendan única y exclusivamente este Trastorno Obsesivo Compulsivo. Entre otras cosas porque «es el gran invisible, un trastorno secundario asociado generalmente a otras patologías y esto provoca que sea muy difícil montar asociaciones encargadas de su atención», explica Victoria López.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA