En la Junta no hay «alivio» por las hipotecas

L.G.E.
-
En la Junta no hay «alivio» por las hipotecas - Foto: Arturo Pérez

El portavoz del Gobierno regional desvela que se hizo un cálculo de las devoluciones. Ahora se queda con que va a haber una solución desde la vía política y confía en un cambio normativo «más claro y útil»

Aunque el debate estaba entre quién pagaba los impuestos de las hipotecas, si la entidad financiera o el cliente, había una tercera pata que no se podía desentender del todo de lo que estaba ocurriendo. Es la Administración, donde al final acaba el dinero recaudado por el impuesto y que podía haberse enfrentado a un sistema complejo de devoluciones con retroactividad... algo que finalmente no pasará. El portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, confirmó esta mañana que desde la Junta hicieron el cálculo, aunque no recordaba la cifra. Solo comentó que estaba por debajo de la media del resto de regiones.
Pero en todo momento aclaró que «no hay alivio» en la Junta al conocerse el fallo que deja las cosas como estaban. Por ver el lado positivo de lo que está ocurriendo, Hernando valoró que por parte de los partidos y también del Gobierno de España se ha manifestado una voluntad clara de buscar una solución por la vía política. «Una vez más la política tiene la solución en la mano», expuso.
Hernando hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que da los miércoles para explicar los acuerdos del Consejo de Gobierno. Lo hizo antes de saber que Pedro Sánchez iba a anunciar que Moncloa legislará para que este impuesto no recaiga en los ciudadanos.
Insistió en que las comunidades autónomas son las que aplican ese impuesto, pero que está regulado a nivel nacional, así que las competencias de verdad están en Madrid. «Las comunidades autónomas poco margen de acción tienen», señaló.
El portavoz del Gobierno espera un cambio normativo que sea «más claro, más transparente y más útil para la ciudadanía». Cree que es importante que así se ponga fin a los malentendidos. Entiende que haya una sensación extraña con todo lo que ha ocurrido de la revisión de la sentencia. «Lo que más ha sorprendido no ha sido el fallo, sino las formas, apuntó. Y entiende además que «pueda haber gente que se encuentre defraudada».