Prevenir un siniestro

J.G. / Redacción
-
Los bomberos extinguieron el fuego provocado por el supuesto accidente aéreo. - Foto: Pablo Rada

La planta de Airbus Helicopters realizó un simulacro de accidente aéreo en el que participaron Bomberos, Guardia Civil, Policía Local, Sescam, Protección Civil y la Dirección General de Tráfico

La mejor forma de evitar accidentes o que estos se conviertan en una catástrofe es estar preparado para ellos, por eso la planta de Airbus Helicopters de Albacete ha realizado esta semana un simulacro de emergencia aeronáutica.
Mediante este ejercicio se han puesto en práctica los planes de Emergencia Aeronáutica y de Seguridad y Salud Laboral y Medio Ambiente con el fin de detectar los puntos fuertes y débiles de los mismos para introducir las modificaciones pertinentes. En este sentido desde la factoría aseguran que «la seguridad es una prioridad absoluta tanto aernáutica como en los procesos de producción».
El simulacro consistió en una supuesta colisión entre dos helicópteros, que generó un impacto sobre el edifico de oficinas principal, con el resultado inicial de varios heridos de gravedad e incluso algún fallecido y el impacto del otro helicóptero en la plataforma de vuelo produciéndose un derrame de combustible. 
Los equipos de intervención actuaron según los protocolos establecidos y una vez declarada la emergencia como finalizada se reunieron los responsables de cada área para compartir las conclusiones y enseñanzas que se perseguían en este tipo de actuaciones.
Junto con los responsables de la planta de Airbus Helicopters, en  el simulacro participaron también medios técnicos y humanos de distintas instituciones de emergencias locales como la Guardia Civil, Policía Local, Bomberos de Albacete, Sescam, Protección Civil y Dirección General de Tráfico.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA