Sánchez: «Si saco una mayoría, la eutanasia será un derecho»

Justo Monroy
-

El líder socialista se compromete a defender la dignidad de los españoles, con dinero para los niños en la pobreza, eutanasia, mayores pensiones e igualdad de género

Pedro Sánchez flanqueado por Page, Tolón y los hermanos Gutiérrez. - Foto: Yolanda Redondo

Tras pedir perdón a los ochocientos simpatizantes socialistas que se quedaron fuera del Palacio de Congresos, Pedro Sánchez comenzó su acto de precampaña de este viernes en Toledo hablando de actualidad. Se acordó de las emocionantes imágenes de Ángel y María José, y se comprometió a que «si saco una mayoría amplia, la eutanasia voluntaria será un derecho la próxima legislatura». Al tiempo, se lamentaba de que PP y Cs hayan impedido durante su mandato sacar una ley de Eutanasia y muerte digna.
Porque esto se trata de dignidad, apuntó en Toledo el candidato socialista a la reelección en el Gobierno. Dignidad para morir, pero también dignidad para vivir. Por esa razón, la Diputación Permanente ha aprobado esta semana, por ejemplo, ayudas por hijo a las familias que viven en la pobreza. También ha recuperado su Gobierno la universalidad en la sanidad, ha elaborado planes contra el desempleo de larga duración y el desempleo juvenil, ampliado el permiso de paternidad para facilitar carrera profesional a las mujeres, o aprobado medidas de impulso al alquiler a vivienda. Todo ello, destacó con 84 diputados, diez meses y la mesa congreso en contra. «Imaginaos qué podremos hacer con muchos más», exhortó a los suyos.
Para Sánchez, la política es una lucha constante por avanzar. Y «estas elecciones consisten en si queremos avanzar o retroceder, mirar al futuro o retroceder cuarenta años». A su juicio, es evidente que en España hay peligro real de que ocurra lo que en Andalucía, y «yo no quiero eso para España, que a España le roben el futuro». Por esa razón, pidió a todos los españoles que se sumen «al único partido que puede sumar más que esos tres partidos que nos quieren robar el futuro». Sánchez pidió la confianza de los que están siempre y «de quienes hacía tiempo que no confiaban en PSOE y ahora nos ven como palanca de futuro»; incluso «de quienes nunca nos han votado y me ven y dicen que no soy su candidato, pero cuando ven a los otros piensan que el PSOE es el único partido que puede garantizar estabilidad, crecimiento y democracia».
Porque este es un país «de buena gente». Y la buena gente no roba, no espía, no deja tirada a gente, no insulta, «que me han llamado de todo»; la buena gente piensa en futuro, sus hijos, seres queridos, ahorrar para vacaciones o si un vecino lo está pasando mal, no dejarle tirado. «Nosotros queremos representarlos», apuntó Sánchez.
Defensa de su posición. Porque cansado de insultos, Sánchez no quiso hacer lo propio. Pero sí se defendió de algunas acusaciones. Si hizo la moción de censura es porque el Tribunal Supremo condenó al PPpor su corrupción, y además, porque Rajoy no dimitió. Ellos son los culpables de la moción, y con Cs de que tuviera que sumar los votos independentistas. Ahora además se sabe que el PP no sólo fue dopado a las elecciones y algunos de los suyos se enriquecieron, sino que se ha sabido que espiaba a la oposición. «Tiene guasa que digan que el PSOE instrumentaliza las instituciones públicas por hacer el bien a los ciudadanos; quien lo instrumentaliza es quien las utilizó para intereses espurios», apuntó.
«Lo voy a decir bien claro, lo que ofrezco a los españoles es un Gobierno del PSOE con independientes progresistas con reconocido prestigio internacional, que continúen con el giro democrático y la recuperación», continuó Sánchez, quien también se comprometió a blindar en la Constitución el sistema público de pensiones, ante las propuestas del PP de bajarlas un cuarenta por ciento. Se mostró orgulloso de las movilizaciones del 8M, que le hicieron pensar «viva España». Finalmente, se mostró preocupado por la radicalización de PP y Cs antes la llegada de VOX, que en realidad «ya estaban aquí».


Las más vistas