Liberbank gana 21 millones en el primer trimestre

Javier D. Bazaga
-
Los responsables de Liberbank comparecieron ante su Junta de Accionistas. - Foto: Juan Lázaro

La entidad consolida su senda de estabilidad con un incremento de la cartera de créditos de un 9,6 por ciento y una mejora récord en recursos de clientes, según trasladó en su Junta General

Liberbank mantiene su senda de estabilidad y «consolida la positiva evolución» de los principales indicadores de la actividad comercial que el banco venía desarrollando en 2018. Así al menos lo quiso trasladar este martes el consejero delegado de la entidad, Manuel Menéndez, durante la celebración de la Junta General de Accionistas.
La muestra fue que en el primer trimestre del año obtuvo 21 millones de euros de beneficio, gracias sobre todo a que el saldo vivo de créditos productivos se incrementó un 9,6 por ciento, «consolidando su mejora por octavo trimestre consecutivo, y creciendo en todos los segmentos de negocio», según comunicó la entidad, que entiende este resultado como «producto del impulso de la actividad comercial bancaria típica y sin aportaciones significativas de resultados atípicos y por operaciones financieras, con un crecimiento del margen de intereses un 8,6 por ciento, y una continuada reducción de los costes de administración, que disminuyeron un 2,7 por ciento».
Además, el balance superó los 40.000 millones, con un crecimiento del 3,4 por ciento interanual, impulsado por un aumento récord de los recursos de clientes del 5,9 por ciento y un incremento del saldo vivo de crédito productivo del 9,6 por ciento.
Para Menéndez, el crecimiento económico «ha estimulado la nueva producción de préstamos y créditos» incrementando así el saldo vivo del crédito productivo a empresas y familias pese a que en España continúa el proceso de desapalancamiento. De este modo, se alcanzó en este primer trimestre un total de 1.736 millones en nuevos créditos, con un aumento del 17,7 por ciento respecto al año anterior
El consejero delegado destacó además que la calidad de los activos registró «una nueva mejora»  reduciéndose los dudosos en 1.300 millones de euros en el último año, y celebró que la ratio de mora se situara ya por debajo de la media del sector, dejándola en el 4,5 por ciento al cierre de 2018. Todo un hito para la entidad si tenemos en cuenta que se situaba en marzo del año pasado en el 7,8 por ciento. Además, la ratio de activos improductivos (NPA,s) se redujo al 11,4 por ciento, frente al 16,9 por ciento de un año antes.
Por lo demás, Menéndez informó de que el balance de Liberbank alcanzó a 31 de marzo de 2019 un total de 40.617 millones de euros, con un incremento respecto a los 39.263 millones del año anterior del 3,4 por ciento. El primer trimestre de 2019 ha registrado un crecimiento que no se había visto en los últimos cinco años de los recursos de clientes, con un incremento del 5,9 por ciento, hasta los 29.988 millones de euros, y con un aumento de los recursos en balance del 6,4 por ciento, impulsado por los depósitos a la vista, que alcanzaron los 16.629 millones, y un crecimiento de los fuera de balance del 3,9 por ciento, provocado principalmente por la evolución de los fondos de inversión, que crecieron en un 9,8 por ciento, alcanzando la cifra de 3.239 millones de euros.
La pega la puso Menéndez en la evolución de la acción del banco ya que, a pesar de que 2018 «no fue un mal año», aseguró que «eso es el pasado y vivimos del presente», por lo que reconoció que la evolución de este año «no ha sido favorable», incluso calificándola de peor que la del conjunto del sector. El directivo lo achacó a varios factores, fijándose sobre todo en una política monetaria expansiva que se ha prolongado en el tiempo que, en bancos domésticos como Liberbank «nos perjudica especialmente». En este punto confió en trabajar para que la evolución mejore y «poder venir con datos mejores» en próximas presentaciones.
En su intervención, Menéndez hizo también un repaso de la situación de la economía internacional y de los mercados a nivel nacional, donde recordó que las entidades se siguen adaptando aún a «las nuevas realidades» del mercado bancario, haciendo hincapié en que entre los años 2008 y 2018 se han cerrado solo en nuestro país un 43 por ciento de las oficinas bancarias, aunque no descartó nuevos cierres ya que la densidad de oficinas, dijo, está aún por encima de la media de la Unión Europea.
Menéndez, reelegido. La Junta General de Accionistas también aprobó, con un 99,66 por ciento de los votos a favor, la renovación de Manuel Menéndez como consejero ejecutivo de la entidad para los próximos 4 años. También aprobó la reelección de su presidente no ejecutivo, Pedro Rivero, como consejero externo independiente, y de Deloitte como auditor de cuentas de la entidad y de su grupo consolidado por el plazo de un año para auditar las cuentas del presente ejercicio 2019.