STE exige un plan de rehabilitación energética ante el calor

La Tribuna
-

El sindicato denuncia el nulo aislamiento en muchos centros escolares y recuerda que la ley prohíbe temperaturas superiores a los 27 grados

El sindicato advierte de que los niños y niñas están dentro de la población de riesgo ante las olas de calor. - Foto: Rueda Villaverde

El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Castilla-La Mancha (STE-CLM) ha reclamado «urgentemente» la puesta en marcha de un plan de rehabilitación energética de los centros educativos de la región «porque trabajadoras y trabajadores de la enseñanza y alumnado están sufriendo las consecuencias de las malas condiciones de los centros en cuanto al deficiente, y en algunos casos nulo, aislamiento».
«Cuando llegan las altas temperaturas a la región, también cuando hace frío, la Consejería de Educación se limita, como mucho, a enviar una circular a los centros con recomendaciones generales y ninguna medida concreta. Recordamos que es completamente ilegal estar en centros de trabajo con temperaturas superiores a los 27 grados. La legislación (RD 485/1997) obliga a un rango de temperaturas entre 17 y 27 grados», asegura STE.
Además, advierte de que los niños y niñas están dentro de la población de riesgo ante las olas de calor, como queda recogido en el protocolo del Ministerio de Sanidad, ya que existen características fisiológicas específicas, la mayoría de ellas relacionadas con la proporción de agua corporal, el patrón de sudor y la producción de calor metabólico, que ponen al alumnado en una desventaja termo-rreguladora en comparación con los adultos.
«A pesar de las constantes advertencias» que hace STE-CLM en el Comité Regional de Seguridad y Salud Laboral sobre las condiciones térmicas de los centros educativos, la Consejería --señala el sindicato en nota de prensa-- «se limita a dar la instrucciones de interrumpir la actividad lectiva y abandonar el aula, haciendo oídos sordos a la necesidad de mejoras en el mantenimiento de los obsoletos centros educativos», en concreto para mejorar el aislamiento de las aulas, tanto para combatir el frío como las altas temperaturas en los meses calurosos.