«Somos de los pocos ayuntamientos que ganaron población»

E.F
-

Hace 20 años y cuatro días, nació el municipio más joven de Albacete, Pozo Cañada y el socialista Francisco García es su actual alcalde

Francisco García Alcaraz y Francisco Tierraseca - Foto: Ayto. de Pozo Cañada

El 7 de mayo de 1999, hace 20 años, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicaba un Decreto de la Consejería de Administraciones Públicas, por el que se aprobaba la segregación de Pozo Cañada del término municipal de Albacete o, lo que es lo mismo, se aprobaba el nacimiento del término municipal más joven de la provincia. El socialista Francisco García Alcaraz es su alcalde, y no duda en hacer un balance «muy positivo» de estas dos décadas, aunque todavía queda algún asunto pendiente por resolver, como es la situación de Pozo Bueno.
Este aniversario les ha cogido en plena campaña electoral.
Y en plenas fiestas de San Isidro, que es igual de importante, pero no nos supone un problema, al contrario. El programa de este año, que aún no se ha terminado, es muy intenso, con un Pleno infantil con los alumnos de sexto curso, un pasacalles con La Primitiva, un concierto de la Joven Orquesta de Estudiantes y Colegios Mayores de Madrid, gastronomía, actividades deportivas y, cómo no, por tratarse de San Isidro, el tradicional concurso de arada. Además, este año, como novedad, tendremos una mascletá,  así que al revés, nos viene bien la coincidencia.
¿Cómo le ha ido a Pozo Cañada en estos 20 años?
Creo estos 20 años que se resumen con un solo dato: de los municipios de nuestro tamaño, en esta provincia, somos de los pocos ayuntamientos que ganaron población en las últimas dos décadas. Cuando se declaró la segregación de Albacete, éramos 2.500-2.600 vecinos y ahora somos casi 2.800. Ganar entre 200 y 300 habitantes, esto es, ganar un 10%, demuestra que se tomó la decisión correcta. 
¿Y a qué se debe este éxito?
Primero, a los vecinos, esto es un mérito de todos porque no basta con tener buenas condiciones, hay que hacerlas valer y ese logro es de todos los pozocañadienses. Segundo, porque este pueblo tenía, y tiene, mucho potencial. El municipio goza de una posición privilegiada en un gran eje de comunicaciones y tiene una economía muy variada, con un potente sector del transporte, nuevos sectores como el de reciclaje, o un potente sector agrícola que, a su vez, se diversifica a través de la producción ecológica .

¿Cómo influyó el hecho de tener Corporación propia?
Fue decisivo, tener nuestro propio Ayuntamiento nos dio poder de decisión sobre nuestros recursos. La lista de logros que hay desde este hecho es muy larga: el Instituto, el Centro de Artes Musicales, la Universidad Popular, los equipamientos deportivos, infraestructuras básicas como el aparcamiento de camiones, el proyecto del nuevo centro de salud... y son unos pocos ejemplos, podríamos dar muchos más.
Pero aún les queda por arreglar el problema de Pozo Bueno.
Bueno, aunque Pozo Bueno pertenece legalmente a Chinchilla, es una parte más del pueblo, como lo demuestra que los servicios básicos se los damos nosotros. Para nosotros, sus 60 habitantes forman parte de Pozo Cañada y esperamos que, con el tiempo, esta situación ‘de facto’ se arregle, pero como es lógico, siempre de acuerdo con Chinchilla.