«Se avecina una crisis económica muy fuerte»

Josechu Guillamón
-

Estos días, la principal labor de los notarios, como Adoración Fernández Maldonado, es firmar la financiación de empresas a través de préstamos ICO

Imagen de la notaria María Adoración Fernández Maldonado. - Foto: Rubén Serrallé

María Adoración Fernández Maldonado es notaria desde 1990 y nunca se había enfrentado a una situación como la que estamos viviendo actualmente. «Hemos perdido la sensación, tan maravillosa de estar cerca de la gente. Tenemos que firmar detrás de una pantalla y no podemos explicar tanto como nos gustaría las cosas, con la cercanía de mirar a los ojos, de saber que piensa la gente, porque sólo vemos miedo, el mismo que tenemos nosotros».
En cuanto al trabajo que realizan estos días, asegura que ha bajado de forma notable. «La actividad en las notarías ha caído un 90%, ahora firmamos un documento o dos al día y antes 10 ó 20».
En lo que se refiere a esos documentos que llegan a sus manos, afirma que en la primera semana «se formalizaron algunas hipotecas o compraventas que estaban preparadas», aunque «lo que más se está firmando en estos días es la financiación de las empresas, a través de algunos préstamos ICO, que están entrando, pero todavía no se firman notarialmente, también por esta restricción de movimiento, las entidades los están firmando telemáticamente, pero con la condición de elevarlos a escritura, cuando termine esto, por las razones de seguridad». 
Sin embargo, algunas entidades si están dando instrucciones para que se firmen notarialmente.
crisis. Estos documentos son el signo inequívoco de que vamos encaminados hacia una crisis. «Se avecina una crisis económica muy fuerte».
A pesar de esta rotunda afirmación, Adoración Fernández Maldonado prefiere mostrarse positiva. «Llevo 30 años de ejercicio y desde el principio estoy diciendo que confío plenamente en España, confío muchísimo en nuestra capacidad de reacción, como individuos y como sociedad, porque cuando nos ponemos a trabajar, montamos unos juegos olímpicos, mejor que nadie, en poco tiempo. Creo más en la capacidad de lucha que tenemos, que en las estadísticas terribles, aunque la crisis será fuerte e importante».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA