Raperos para dignificar el mundo rural

A.M.
-

Tras 11 años dedicados a componer y cantar las letras de sus temas, Los Kings de la Cueva del 7 se han decidido a reunir parte de su repertorio en el disco 'Orígenes', que saldrá antes de fin de año

Los Kings de la Cueva del 7 - Foto: L.T.

Con un 600 color azul, conduciendo por la ribera del Júcar, camino de un lugar donde no hay ni Zara ni Mango y la gente no se queja, queridos amigos, hablo de La Recueja. Con este videoclip rapero, Los Kings de la Cueva del 7 (KC7) lograban más de 4.000 visualizaciones en las plataformas de lanzamiento musical, una respuesta del público bastante inesperada que supuso que lo que empezó como un juego de tres amigos vaya a culminar con la edición de un primer elepé antes de que acabe este año.  
Orígenes será el título de este primer trabajo discográfico con el que Los Kings de la Cueva del 7 quieren rescatar y conservar los inicios de la banda y su interés por dignificar el mundo rural y despojarlo de roles, estereotipos y del paletismo que pervive todavía en el imaginario de las grandes capitales.
Ninguno de los componentes de esta banda de rap agro rural podía imaginar que lo que comenzó hace 11 años como una parodia de carnaval, hoy vaya a tomar forma en un elepé con 16 temas, cuyas letras hacen referencia constante a la vida de los pueblos de La Manchuela y, más concretamente, a los vecinos, costumbres, tradiciones e incluso vocablos de La Recueja, de donde son los creadores de KC7.
Andrés Valero es uno de los tres vocalistas de esta banda de rap rural. Llevaba años escribiendo canciones inspiradas en la cotidianidad de las zonas rurales, pero no sabía cómo darles salida, hasta que llegaron los carnavales de 2009 y decidió, junto a Paco Valero y Miguel Castillo, disfrazarse de raperos rurales para caricaturizar a las bandas de este estilo tan urbano como underground.
«Salimos ese carnaval cantando los temas que habíamos escrito, bastantes simples por cierto, y tuvimos mucho éxito entre los vecinos de La Recueja», cuenta Andrés Valero, herrero y agricultor de profesión y el único de los tres que pasa más temporadas en este municipio de la ribera del Júcar.

(Más información en la edición impresa)