La 'Revolución 4.0' obligará a adaptar miles de empleo

J.F.L.
-
Alumnos del IES Don Bosco también estudian temas relacionados con la robótica. - Foto: Rubén Serrallé

FEDA opina que, en una década, robótica e Inteligencia Artificial afectarán a 10.000 puestos de trabajo, pero como la UCLM, otros 'actores' educativos y los sindicatos, cree que todavía se está a tiempo de mitigar los efectos del cambio de modelo

obótica, inteligencia artificial, nanotecnología, Internet de las cosas, impresión 3D, vehículos autónomos… En resumidas cuentas, Revolución 4.0. La economía mundial se encuentra ante el reto más importante de las últimas décadas. Quizá desde la Tercera Revolución Industrial -la de las comunicaciones y la energía, iniciada a mediados del siglo XX, liderada por Estados Unidos, Japón y la Unión Europea y vinculada con el término Sociedad de la Información- no se haya planteado un escenario de tal calibre. Y ante este escenario, el miedo existe y las consecuencias de este nuevo episodio en el desarrollo económico mundial no se estudian sólo en los despachos de las multinacionales tecnológicas de Silicom Valley, Dubái, Skolkovo, Bangalore, Shezhen… No, sus efectos, directos y colaterales, alcanzan a toda actividad económica en cualquier territorio del planeta.
En un reciente informe presentado por BBVA Research se aseguraba que el 36% del empleo en España está en riesgo elevado de ser automatizado ante el avance de la revolución digital y de la robotización, siendo los colectivos más afectados los trabajadores con contrato temporal, los ocupados en Agricultura, Industria Manufacturera, Hostelería, Comercio, Actividades del Hogar y Administrativas. Y ante estas más que cábalas, ya se trata de calcular cómo afectará la Revolución 4.0 a la economía albacetense, y por ende, al empleo en la provincia. Las cifras de los puestos de trabajo que pueden verse tocados por la robotización y automatización son cómo para alarmar al más pintado. Aunque hay alternativas. 
estimaciones. El presidente de FEDA, Artemio Pérez, explicó que en el plazo de una década -o 12 años, «como máximo»-, la Revolución 4.0 puede perjudicar -bien suprimiendo o transformando- a 10.000, e incluso, 15.000 puestos de trabajo en el Sector Industrial, y dentro de éste, «hay subsectores como el del Metal, con 10.000 trabajadores, cuya plantilla se podría reducir a una tercera parte». 
De todas maneras, los últimos estudios no son tan agoreros para la región y para la provincia. La OCDE publicó en fechas recientes un informe, Creación de empleo y desarrollo económico local, según el cual, hay tres comunidades -Aragón, Andalucía y Murcia- donde la mayoría de trabajos que se están creando pertenecen a ocupaciones con alto riesgo de automatización. De otro lado, indicaba esta organización, hay otras dos regiones, Castilla y León y Castilla-La Mancha, en las que sucede lo contrario, ya que pierden empleos con bajo riesgo de automatización. 
La diferencia entre la autonomía que salió peor parada, Murcia, y la que mejor, Castilla-La Mancha, es la más amplia de todos los países analizados en el estudio, con una diferencia entre una y otra de 12 puntos. Y es que el porcentaje de empleos con alto riesgo de automatización se sitúa en el 27% en Murcia y en el 15% en Castilla-La Mancha.
(Más información en edición impresa)