"Nuestro hospital no es el más ideal para tener más confort"

Ana Martínez
-
El enfermero Juan David Fernández. - Foto: Fotografía de Rubén Serrallé

Juan David Fernández, enfermero coordinador del Plan Dignifica de la gerencia de atención integrada del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, pide mejorar las instalaciones

Sin antecedentes familiares de los que echar mano para justificar su decisión, Juan David Fernández Sánchez fue uno de los 10 varones que en 1996 se graduó como enfermero junto a otras 90 compañeras. Podía haber sido fisio o médico, pero se decantó por Enfermería y no se arrepiente. Tras pasar por la UCI del Hospital General de Albacete, Juan David Fernández asumió la supervisión del área de Docencia y Formación Continuada de la Gerencia de Atención Integrada del CHUA. Entre sus múltiples tareas coordina el Plan Dignifica, una herramienta para humanizar la sanidad y de la que ha partido su idea de grabar un vídeo para visualizar, honrar y enaltecer la figura de la enfermera y el peso específico que tiene en la salud de las personas desde que nacen hasta que mueren.
¿Su paso por Cuidados Intensivos le proporcionó una visión más sensible de la atención sanitaria?
Me enriqueció mucho como persona. Allí viví desde los momentos más duros de los pacientes y sus familias hasta los más gratificantes, porque el índice de mortalidad de las UCIno es tan grande como la gente puede pensar, alrededor de un 90% de los pacientes sobrevive y sale adelante. Las UCI te hacen valorar la vida.
¿Cree que toda la plantilla sanitaria debería pasar por áreas como las UCI para aprender a empatizar con el dolor, con el sufrimiento, con la angustia...?
No creo que la profesión necesite pasar por puestos tan específicos, porque al final la salud es global, pueden darse situaciones muy complicadas en Críticos, en un quirófano, en una urgencia, durante la hospitalización, en consultas externas... Hay que ver al paciente como centro del sistema. Nosotros somos los que tenemos que estar como satélites y hacer que el trato sea igual en cualquiera de las circunstancias y de los momentos que pase el paciente y la familia durante su estancia hospitalaria.