De las palomas al Hospital, el debate sobre la ciudad

M.M.B
-
Participantes en el debate de candidatos a la Alcaldía.

Ocho candidatos a la Alcaldía de Albacete se pronuncian en un debate público sobre proyectos como la construcción de un gran pabellón deportivo o la conveniencia de modificar las fechas de la Feria

Ocho candidatos a la alcaldía, todos hombres, explicaron qué quieren para Albacete en un debate electoral organizado por la Asociación de Periodistas de Albacete y la Federación de Asociaciones de Vecinos. Durante algo más de dos horas, en el salón de actos de la Facultad de Relaciones Laborales, se habló de empleo, de impuestos locales, de urbanismo y de violencia de género, también de si hay que cambiar las fechas de la Feria y sobre la conveniencia de construir un gran pabellón.

Por el PP, el actual alcalde, Manuel Serrano, pidió el voto son la “solvencia” de haber gobernado consiguiendo 10 millones de superávit, prometió un gran pabellón deportivo y un centro acuático junto al Jardín Botánico y recriminó al candidato del PSOE, Emilio Sáez, la promesa incumplida de su partido de construir un nuevo hospital para Albacete. Sáez le replicó sacando a la palestra los recortes que hizo el gobierno de Cospedal en Sanidad y afirmó que la primera llamada telefónica que hará el 27 de mayo en caso de ser alcalde sería al gobierno de Castilla-La Mancha para “exigirle” que en cuatro años estén terminadas las obras del hospital.

El candidato de Ciudadanos, Vicente Casañ, se presentó como la alternativa a “un proyecto en caída libre como es el del PP y el proyecto de despilfarro que representa el PSOE” y prometió que con él de alcalde Albacete volvería a ser la ciudad de referencia en la región, además de insistir en que acabaría con la superpoblación de palomas.

Alfonso Moratalla, candidato a la alcaldía de Unidas Podemos, desgranó en el debate las propuestas de su programa e invitó a los ciudadanos a leerlo, “queremos que Albacete avance, que se modernice y se convierta en la ciudad del cambio”, dijo Moratalla, que fue el único que discrepó sobre la conveniencia de construir un gran pabellón deportivo. Defendió mantener mejor las infraestructuras deportivas que ya existen.

Sobre este proyecto dijo no tener posición tomada José Manuel González, del Partido Comunista, que pidió el voto de la clase trabajadora y propuso que el sueldo de concejales y alcaldes se equiparase al de un trabajador de ese nivel.

El candidato de Vox, Delfín Córcoles, fue claro al decir que no peatonalizarán “ni un palmo de calle” y recalcó que no destinarán dinero a los “chiringuitos que se han montado sobre la violencia de género” sino que ese dinero se destinaría directamente a ayudar a las todas las víctimas de la violencia familiar. Advirtió que están dispuestos a pactar, excepto con aquellos partidos que dijo “han pactado con los independentistas”, pero “no daremos un cheque en blanco”.

Por contra, desde UCIN, Ricardo Cutanda, dijo estar dispuesto a llegar a acuerdos con todos, pues no se sitúa en ningún punto del espectro ideológico, “no somos ni de derechas ni de izquierdas, somos el partido del sentido común”, recalcó. Pedro Soriano, candidato de Contigo Albacete, prometió luchar contra la corrupción y también se mostró abierto a pactar con los distintos partidos.