Limpiar las aguas, la eterna asignatura pendiente

M.M.B.
-
Lecho bacteriano de la estación depuradora de aguas residuales de la ciudad de Albacete. - Foto: RUBÉN SERRALLÉ

Construir 49 nuevas depuradoras en sólo cuatro años es el reto de la Agencia del Agua, que recurrirá a la fórmula de la concesión a empresas privadas para poder afrontar la inversión millonaria y así poder llegar a 2022 con todas las aguas limpias

Depuradoras a medio construir, pueblos que no limpian como es debido sus aguas residuales, multas por hacer vertidos contaminantes y sanciones de la Unión Europea por no cumplir la normativa. Este es el panorama de la depuración de aguas residuales. Ni tan siquiera la capital depura el agua debidamente, a la espera como está desde hace años de un ampliación y reforma de la planta actual. El actual Gobierno regional dice estar dispuesto a dar una solución a esta eterna asignatura pendiente, que ya han aprobado 37 municipios de la provincia, los que tienen estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR) en funcionamiento.La nueva ambición es que llegado el 2022 todos los municipios, por pequeños que sean, incluso las pedanías, tengan algún sistema de depuración ajustado a sus necesidades. «Es imprescindible», dice Antonio Luengo, director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, si queremos cuidar nuestro medio ambiente y cumplir con la ley, no queda otra.