Un pan bajo el brazo para 7.350 castellano-manchegos

S.L.H.
-

Muchos desempleados esperan impacientes los periodos vacacionales y de rebajas para trabajar y llevar un sueldo a casa. En esta ocasión, las rebajas navideñas darán empleo a más de 7.300 castellano-manchegos

En el sector logístico se espera la demanda de puestos de empaquetadores y carretilleros, entre otros - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Vacaciones y empleo son dos términos contrapuestos, pero a la vez unidos. Mientras una parte del país disfruta de un merecido descanso, otra parte se remanga más si cabe para dispensar los productos y servicios que requieren los que pueden disponer de unos días de asueto. Es por ello que muchas personas y, especialmente los desempleados, esperan impacientes las vacaciones de verano o invierno y, por ende, los periodos de rebajas, para trabajar y llevar un sueldo a casa. En esta ocasión, las rebajas navideñas traerán un pan bajo el brazo para 7.350 castellano-manchegos.
Así lo ha contabilizado la empresa de recursos humanos Randstad, que ha llevado a cabo un estudio sobre las previsiones de contratación durante la campaña de rebajas de 2020, teniendo en cuenta los contratos extraordinarios firmados durante los meses de enero y febrero en los sectores de comercio y logística. La contratación durante este periodo se caracteriza en los últimos años por el auge del consumo provocado por el aumento del comercio electrónico.  
Randstad destaca que la campaña de rebajas de 2020 generará en Castilla-La Mancha más de 29.000 contratos durante los meses de enero y febrero en los sectores de comercio y logística. Con respecto a 2019, el volumen de contratación en la región se ha reducido en un 3,6% y se sitúa 5,7 puntos porcentuales por debajo de la media nacional. A pesar de la caída, la cifra de este año es la segunda más alta de todo el periodo estudiado, reduciéndose por primera vez tras seis años ininterrumpidos de crecimiento. 
Analizando la serie histórica, Randstad destaca que, tras superar los 2.300 contratos en 2006, esta cifra creció durante dos años consecutivos hasta rozar los 3.200 en 2008. En 2009 se produjo el mayor descenso registrado (-49,4%), cuando la campaña de rebajas generó poco más de 1.600 incorporaciones. A partir de este momento y a excepción de un decrecimiento en el año 2013 (-3,2%), el número de contratos registrados durante este periodo ha experimentado una tendencia positiva durante diez ejercicios, hasta sufrir una nueva caída en este 2020 (-3,6%).
A nivel provincial, Albacete registrará el incremento más acusado de la región, con un 14,5%, seguida por Ciudad Real (9,8%), Cuenca (6,9%) y Toledo (2,3%), todas ellas por encima de la media nacional. Por su parte, Guadalajara será la única provincia en la que el volumen de contratación caiga (-14,2%), siendo además el mayor descenso a nivel nacional.
En términos absolutos, Guadalajara es la provincia donde más contratos se firmarán (3.240), seguida por Toledo (1.830), Ciudad Real (870), Albacete (860) y Cuenca (550). 
RÉCORD DE CONTRATACIÓN A NIVEL NACIONAL. En el conjunto del país, la campaña de rebajas dejará más 163.300 contratos en estos meses, el volumen más alto de la historia. Esta cifra es un 2,1% superior que la registrada en 2019, cuando se firmaron 159.938 contratos. Aunque se trata del aumento más discreto de los últimos años, la campaña de 2020 será la séptima ininterrumpida en registrar incrementos.
A la hora de llevar a cabo este estudio, Randstad también ha tenido en cuenta la comunidad autónoma donde se firmarán las contrataciones. De este modo, Extremadura (11,6%), La Rioja (10,9%) -ambas con crecimientos de dos dígitos-, y Comunidad Valenciana (9,1%), serán las comunidades donde más se incrementará la contratación con respecto al año anterior. Las siguen, con crecimientos también por encima de la media nacional (2,1%), Andalucía (8,7%), Castilla y León (7,9%), Navarra (5,5%), Aragón (5,2%), Baleares (4,6%), y Asturias (4,1%).
Con crecimientos con debajo de la media nacional se sitúan Cantabria (1,6%), Región de Murcia (1,5%), País Vasco (0,5%), Galicia (0,3%) y la Comunidad de Madrid (0,1%). Por otro lado, registrarán caídas en el volumen de contratación en esta época Canarias (0,5%), Castilla-La Mancha (-3,6%) y Cataluña (-7,2%).
A nivel provincial, Cádiz ha sido la que un mayor crecimiento generará de todo el país, un 32,1%, 30 puntos porcentuales por encima de la media nacional. También registrarán crecimientos de dos dígitos Castellón (16,4%), Albacete (14,5%), Salamanca (13,1%), Huesca (13%), Cáceres (12,8%), Zamora (12,1%) y Badajoz (11,1%). Por otro lado, la contratación caerá en las provincias de Guadalajara (-14,2%), Tarragona (-11,4%), Álava (-8,8%), Barcelona (-7,9%), Las Palmas (-4,1%), Girona (-4%), Almería (-3,9%) y A Coruña (-2,8%).
En términos absolutos, Andalucía será, con 29.020, la región donde más contratos se firmarán durante la campaña de rebajas, seguida por Cataluña (25.800), la Comunidad de Madrid (25.800) y la Comunidad Valenciana (21.410). De hecho, el 60,3% de los contratos que se llevarán a cabo durante estos meses será en una de estas cuatro comunidades autónomas. Por su parte, La Rioja es la región donde menos contratos se firmarán, apenas 800. La siguen, de lejos, Cantabria (2.270), Navarra (2.350) y Extremadura (2.400).

 

Formación específica de determinadas plataformas tecnológicas propias del comercio o la logística
El estudio se realiza teniendo en cuenta que los sectores del comercio y el de transporte y logística son los que principalmente lideran la generación de empleo en los meses de enero y febrero, periodo en los que se extiende la campaña de rebaja. En concreto, según Randstad, transporte y logística será el que generará más contratos, al suponer el 58% de los nuevos puesto, seguida por el 42% de firmas en el comercio. 
En este crecimiento de la contratación será determinante de nuevo el comercio electrónico que ya ha sido tangible para el empleo en las fiestas navideñas y fechas promocionales como el Black Friday o el Ciber Monday, auténticos hitos para el sector que han conllevado necesidades de mano de obra.
Esta nueva vía de consumo está obligando a las empresas a demandar perfiles adicionales a los habituales, en especial en lo que a competencias digitales se refiere. De este modo, los candidatos tendrán que contar a menudo con formación específica de determinadas plataformas tecnológicas propias del comercio o la logística. Además, los reclutadores valoran en muchas posiciones una experiencia previa para una rápida adaptación a puestos muy dinámicos.
En el sector de la logística se espera la demanda de puestos de empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén y transportistas, entre otros. Se incrementan asimismo las necesidades de profesionales destinados a la atención al cliente, tanto para atención online como telefónica.
Por su parte, el comercio tradicional precisará de perfiles que refuercen sus plantillas ante el aumento de consumidores con dependientes, promotores, azafatos y perfiles comerciales, principalmente, entre los que se valorará una buena predisposición a la atención al público.