Aumentan los conatos y bajan los incendios

E.R.J.
-
Incendio forestal en Paterna del madera, el pasado mes de marzo. - Foto: Rubén Serrallé

Agricultura y Medio Ambiente recoge, hasta mitad de junio, 44 siniestros y 121 hectáreas afectadas

Hace apenas unas semanas arrancaba la campaña forestal en la provincia de Albacete y lo hacía, en comparación con el año pasado, con valores de sequía similares o prácticamente mejores que la del año pasado. Según destaca la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, las lluvias de esta primavera han propiciado que los combustibles vivos todavía presenten un vigor que se ha mantenido durante las primeras semanas de junio, en la mayoría de las zonas de la provincia, al mantenerse la previsión de temperaturas de los modelos a medio plazo. 
Cierto es que, al acumularse  días sin precipitación, los combustibles finos y medios muertos se han incrementado, lo que ha propiciado que, en zonas con acumulación de éstos, sí se hayan registrado siniestros, con riesgo de propagaciones de mayor entidad.
Según los datos facilitados por la Dirección Provincial a este diario, hasta el pasado 19 de junio, en la provincia albaceteña se habían registrado un total de 44 siniestros, cuando en ese mismo periodo del año anterior se habían contabilizado 41, lo que representa un aumento interanual del 7,32%.
Ahora bien, lo más destacable de este actualizado balance es que la mayor parte de ellos fueron conatos (40) y, sobre todo, que los incendios forestales que se han computado en lo que va de año en la provincia han sido menos que los del año pasado.
Las fuentes oficiales, con los datos recopilados por la Dirección General de Montes y Espacios Naturales Protección del Medio Natural (Fidias), reflejan que hasta pasado mitad de junio los incendios  que se produjeron fueron cuatro, frente a los seis que se notificaron en los seis primeros meses y medio del ejercicio 2018.
Por contra, lo que sí experimentó un incremento, en la cantidad, fueron los conatos, que pasaron de los 35 que se registraron en algún punto de superficie forestal de la provincia el año pasado a los cinco más (40) que van ya este año.