La CHG impone un recorte adicional del 10% al riego

E.F
-

La medida afecta a los agricultores de las áreas de Rus-Valdelobos y la Mancha Occidental Dos

Un 'pivot' de riego - Foto: E.G.M.

La Confederación del Guadiana se mantuvo inflexible. Ayer, se terminaron de celebrar las juntas de explotación de los acuíferos que abarcan el oeste de la provincia de Albacete y, pese a las peticiones de en contra, se aprobó un nuevo recorte del 10% en las asignaciones de agua para riego.
La semana pasada, la CHG ya había dado un primer ‘toque’ de atención, al dar a conocer un informe de indicadores de sequía y escasez en el que, según sus cálculos,  el Alto Guadiana estaba en situación de «emergencia». Nada más saberse, UPA y Asaja reclamaron que las asignaciones se mantuviesen, porque a su juicio un nuevo recorte comprometería la viabilidad de las explotaciones agrarias.
Fue en vano. La Junta de Explotación del Acuífero Rus-Valdelobos, al que pertenecen los municipios de Villarrobledo, El Bonillo y parte de Munera, aprobó un recorte del 10%, de forma que las dotaciones máximas se quedan en 1.800 metros cúbicos por hectárea para cultivos herbáceos y de 1.350 metros cúbicos para leñosos.

(Mäs información en la edición impresa)