La lista de espera del CHUA bajó en cuatro años un 21%

T.R.
-

Sólo 48 pacientes salieron de las agendas de los especialistas en octubre respecto a septiembre

Una joven se somete a una prueba en una consulta oftalmológica. - Foto: JOSÉ MIGUEL ESPARCIA

Las listas de espera del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete al cierre del mes de octubre apenas sufrieron variación respecto al mes anterior, septiembre, con una leve reducción de sólo 48 pacientes, según los datos que publica el Sescam en su portal de transparencia. Así, mientras la lista quirúrgica bajó en 81 usuarios, la de consultas externas experimentó un crecimiento de 72 pacientes. También el listado de pruebas diagnósticas disminuyó en 39 personas.
El mes pasado el número de ciudadanos que esperaban ser atendidos, bien para una cirugía, una consulta o una técnica diagnóstica era de 9.225, un 6,2% menos de los que había en lista de espera en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete un año antes, en octubre de 2018 cuando la cifra fue de 9.801.
La situación ha mejorado notablemente si comparamos el número de albacetenses que esperaban  recibir asistencia sanitaria en el CHUAen octubre de 2015, cuando apenas hacía unos meses que el Gobierno regional de Emiliano García-Page había asumido la gestión de la comunidad autónoma. Entonces eran 16.545 los usuarios que formaban parte de las agendas de los profesionales sanitarios de los centros hospitalarios de la capital. La mayoría de ellos, 8.875 pacientes estaban a la espera de una consulta externa, en concreto, 1.847 de ellos para ver al traumatólogo por una dolencia del aparato locomotor;otros 1.543 para una consulta con el oftalmólogo. En cambio los pacientes con demoras para una intervención quirúrgica eran 6.262, 2.000 menos de los que ahora integran los listados para una operación.
Tendencia. Curioso es también el cambio de tendencia que se ha producido de unos años a acá en cuando a la lista de pruebas diagnósticas se refiere, porque en octubre de 2015 la mayoría de los 1.408 usuarios que estaban a la espera de una técnica, 828, estaban pendientes de una radiología simple o una ecografía (caso de otros 510), mientras que cuatro años después son las pruebas de alta tecnología de medicina nuclear, como es la tomografía computerizada o la resonancia magnética, las que tienen más ciudadanos a la espera, con 66 y 58, respectivamente, y apenas 21 personas esperan una radiología simple.
A pesar de la mejora que las listas han registrado, la quirúrgica sigue acumulando muchos pacientes en algunas especialidades, como es Oftalmología, con 1.870 usuarios, o Traumatología, con 1.839 pendientes de una cirugía.