Se buscan familias de acogida

I.M.
-

En la provincia, en octubre, había 282 menores tutelados por la Administración regional, de los que 150 estaban en acogimiento gracias a 85 familias de parientes y 31 familias ajenas a la biológica

El acogimiento familiar a un menor puede ser de días, meses e incluso años. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El pasado mes de octubre la Junta lanzaba una nueva campaña divulgativa, bajo el lema ‘....porque, si lo piensas.... acoger es lo tuyo’, con el propósito de captar a personas y familias dispuesta a acoger menores  de 18 años de edad y de esta manera, mientras estén bajo la tutela de la administración, ofrecerles la posibilidad de vivir durante un tiempo en un ambiente  familiar complementario al suyo pero sin perder el vínculo con su familia de origen. Al  pasado mes de  octubre, en la provincia albacetense había  282 menores tutelados, de los que 150 estaban en acogimiento familiar, un 53% del total, y de estos, 105 se encontraban con lo que se conoce como  familia extensa, es decir, con un familiar suyo, y los otros 43 con una familia ajena, según los datos facilitados por la Delegación Provincial de Bienestar Social. Detrás de estos acogimientos había 116 familias, 85 familias extensas,  es decir, los abuelos o los tíos del menor en cuestión, y 31 familias ajenas al entorno familiar, familias colaboradoras del programa de Acogimiento Familiar,  indica, José Ricardo Navarro, jefe del Servicio de Infancia y Familia en la citada Delegación.   Tres son los ejes, añade a continuación, que componen este programa:  una familia acogedora, un niño o una niña o un joven, que es el núcleo central de todo el proceso, y una familia biológica. Y esta campaña, explica Navarro,  lo que busca es dar un empujón al programa de acogimiento familiar de la  región, desde el momento en que faltan familias de acogida y de hecho, al pasado 14 de noviembre  únicamente había seis disponibles para acoger y otras cuatro que ya han acogido en algún momento y que ahora están en situación de descanso, de baja temporal.
Los  requisitos legales establecidos por la Consejería de Bienestar Social para ser  persona o familia acogedora, son,  por un lado,   que uno de los acogedores o el propio acogedor, si es una sola persona, tengan cumplidos los 25 años y esté empadronado en Castilla-La Mancha, y por otro, no tener antecedentes penales, ni haber sido privado  de la patria potestad. 
No obstante, cabe decir que no existe una familia tipo y si uno quiere  formar parte de este programa,  lo primero que debe de hacer es dirigirse al Servicio de Infancia y Familia de  la citada Delegación a fin de informarse y tramitar la correspondiente solicitud de colaboración con el programa, y lo segundo pasar por el consiguiente proceso de formación, y en el que a lo largo de las cuatro sesiones que dura,  recibirá todo tipo de información sobre lo qué es el acogimiento familiar, qué proporciona al menor este programa, qué niños pueden ser acogidos, a qué se compromete quien acoja,  cuánto tiempo puede durar el acogimiento y qué apoyo va a recibir de la administración regional.  Si el interés persiste por colaborar y se da el visto bueno a esta colaboración por la administración, por los técnicos correspondientes, la familia  acogedora pasará a formar parte de una bolsa que, aunque es de carácter  regional, su gestión corresponderá a la provincia en cuestión, aunque, como dice Navarro, «cuanto menor sea el número de familias, menor será la capacidad de maniobra que tenemos.  A nosotros nos valen todas las familias, nos da igual que sean monoparentales, o que estén formadas por personas de un mismo sexo, y lo mismo se puede aplicar para su raza o para su nacionalidad, no en vano el secreto de todo esto es que haya gente que quiera tener y generar un vínculo con ese niño al que le hace falta que alguien le acompañe en su desarrollo y que, por unas causas o por otras, no puede ser con su familia biológica».

(Más información en edición impresa)