Trabajo pide al Banco de España que deje de crear "alarma"

SPC
-

La secretaria de Estado critica las previsiones del supervisor que anticipaban en febrero que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros acarrearía una destrucción de más de 125.000 empleos y le insta a "pedir perdón"

Trabajo pide al Banco de España que deje de crear "alarma" - Foto: Eduardo Parra - Europa Press

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, instó ayer al Banco de España a que «pida perdón» y deje de lado «los malos augurios» sobre el empleo por la subida a 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) porque «no se corresponden con la realidad económica» que se vive en España en estos momentos. 
Así  lo señaló Valdeolivas en la rueda de prensa de valoración de los datos del paro que se publicaron ayer y que revelaban que la ocupación roza máximos en mayo con 19,4 millones de trabajadores y donde, además, pidió a la institución monetaria que «reconozca su error», porque los datos de contratación «son mostrencos». 
«Los malos augurios a los que nos tiene acostumbrados el Banco de España y su gobernador no se corresponden con la realidad y para nuestro lamento producen alarma», criticó, tras insistir en que «el mercado de trabajo nacional es muy sensible». 
La secretaria de Estado resaltó que «quiere pensar que los datos del Banco de España se hicieron de forma rigurosa». No obstante, consideró que si se hicieron de forma rigurosa, con ese mismo rigor la institución debería reconocer este error que ha producido una «alarma inconsistente» en el mundo empresarial del país. 
El Banco de España afirmó la semana pasada en su informe anual de 2018 que era «prematuro» afirmar que la subida del Salario Mínimo del 22,3%, hasta 900 euros, aprobada para este año no estuviera impactando en el empleo, ya que se disponen de «muy pocos datos agregados», e insistió en la conveniencia de ligar las subidas salariales al aumento de la productividad para evitar desajustes en el mercado laboral. 
  Sin embargo, un primer análisis del organismo, publicado en febrero, apuntaba que la medida de subir el SMI a 900 euros podría suponer la destrucción de 125.000 empleos, el equivalente al 0,8% de los 16 millones de ocupados a tiempo completo que existen.
Por su parte, el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, declaró que gracias a la buena marcha de la economía no se va utilizar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido como hucha de las pensiones, para hacer frente al desembolso de la paga ordinaria y extraordinaria de las pensiones en verano.