scorecardresearch

Soriano airea una factura de Rusia del anterior Gobierno por 134.000 euros

Luis J. Gómez / Toledo
-

Dice que «hacer promoción del vino no es pagar 134.000 euros por unas camareras rusas» en alusión a la presencia de la Fundación Tierra de Viñedos en la feria Prodexpo de Moscú

Soriano airea una factura de Rusia del anterior Gobierno por 134.000 euros

La Junta no deja de airear facturas llamativas del anterior Gobierno. Ayer lo hizo la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, para poner en duda la promoción de los vinos de la región que hacía el Ejecutivo del PSOE con el dinero que se cobraba a los productores con el canon vinícola. Criticó en concreto un gasto de 134.000 euros -IVA incluido- en una «actuación promocional» de la Fundación Tierra de Viñedos, que tuvo que pilotar la Junta en su última etapa. Esta actuación se desarrolló la Feria Prodexpo de Moscú en 2011.

Ese dinero que aparece en la factura comprende «el desarrollo del espacio asignado, así como personal asistente a la feria (camareras y azafatas) y relaciones públicas para atender a importadores de vino». Para la consejera, no hay dudas de que no es modélico. «Hacer promoción del vino no es pagar 134.000 euros por unas camareras rusas, ni pagar 164.000 por organizarle a Barreda una comida-mitin en Herencia», apuntó.  

La portavoz del PPen materia de Agricultura, Carolina Hernández, también ‘compitió’ ayer en el pleno con la consejera para mostrar facturas del anterior Gobierno. Y eso que dijo que su primera intención no era hacerlo. «El anterior Gobierno vendía humo diciendo que se destinaba el dinero a promocionar el vino de la región», expuso. Hernández relató que se gastaban entre 700 y 1.000 euros por cubierto. Y que hay facturas de «7.500 y 8.000 euros en comilonas». Según declaró la portavoz del PP, «si pretenden decir que comiendo solomillo o rodaballo están promocionando los vinos de Castilla-La Mancha, lo que están haciendo es despilfarrando».

Precisamente el Gobierno quiere derogar ahora la Ley de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha, en la que se establecía ese impuesto. Ayer las Cortes regionales tenían que decidir si la ‘indultaban’, tal y como pedía la oposición. Pero el PP decidió seguir adelante con la derogación de la ley regional, de modo que los viñedos castellano-manchegos se regirán ahora según la ley nacional y las reglas de la Unión Europea.

No sólo se eliminarán textos legales, sino que también algunos desagravios a los viticultores castellano-manchegos, según argumentó ayer la consejera. Soriano  declaró que la Ley de la Viña y el Vino heredada tenía sanciones que estaban diez veces por encima de las nacionales. Aseguró que una infracción muy grave se pagaría en otra región con una multa de 300.000 euros, mientras que en Castilla-la Mancha se podría llegar a pagar tres millones. La consejera expuso que con la ley autonómica se trata de «ilegales» algunos viñedos y se ha obligado a arrancar vides simplemente por no solicitar una autorización. Soriano dijo que, en cambio, la legislación estatal lo considera como infracción leve, que como mucho se corrige con una multa de 2.000 euros.

La consejera garantizó que, sin el impuesto del vino, se seguirá haciendo promoción. Comentó que en la actualidad hay ayudas de Europa para hacer promoción en países terceros (los que no son de la UE). Yavanzó que la nueva PAC también dará dinero para hacer promoción dentro del mercado comunitario.