Las tres grandes batallas

SPC
-

En Madrid y Barcelona los pronósticos son inciertos, con Carmena y Colau como favoritas pero con escaso margen, mientras en Bilbao todo apunta a que seguirá el PNV en el poder

Las tres grandes batallas - Foto: Enric Fontcuberta

Carmena, Almeida y Villacís optan al bastón de alcalde. Con las encuestas en la mano, todo indica que la pugna por el bastón de mando en Madrid está muy reñida. De hecho, aparecen tres nombres: Manuela Carmena, la actual regidora y líder de Más Madrid; José Luis Martínez-Almeida, número uno del PP; y Begoña Villacís, cabeza de cartel de Ciudadanos. En teoría es cosa de dos: la exjueza o el exabogado del Estado, pero las opciones de la letrada naranja han subido como la espuma sobre todo tras el escrache que sufrió, y si hay sorpasso al Partido Popular y las cuentas de la derecha salen -el papel de Vox es indispensable-, podría haber sorpresa. No parece que tenga nada que hacer el candidato socialista, el exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández, que podría tener la llave.  

Cinco aspirantes para una de las pugnas más reñidas. Nunca como ahora la disputa por la Alcaldía de Barcelona había sido tan reñida -Ada Colau, Ernest Maragall, Jaume Collboni, Manuel Valls y Joaquim Forn cuentan con opciones de ganar-, una pugna electoral cuyo desenlace puede contribuir a decantar en un sentido u otro el devenir del procés en los próximos años. La hegemonía socialista funcionó ininterrumpidamente durante 32 años, hasta 2011. Pero desde entonces, se ha abierto la veda: no hay favorito claro y, al quebrarse los patrones tradicionales de comportamiento electoral, en buena medida fruto del desafío soberanista, la volatilidad del voto se ha disparado. Sin el fuelle de años atrás, los comunes confían en que la marca Colau baste. Maragall (ERC) parece su gran rival.

Aburto no tiene rival y puede que necesite a los socialistas. El PNV encara las elecciones municipales con la intención de revalidar su mayoría en el Ayuntamiento de Bilbao, en el que gobierna sin interrupción, en solitario o con pactos con otros partidos, desde hace 40 años, cuando se celebraron los primeros comicios locales de 1979. Tras las elecciones de 2015, los jeltzales gobernaron el Consistorio del Botxo en coalición con el PSE-EE y bajo la dirección del alcalde Juan Mari Aburto, quien opta ahora a un segundo mandato. Las encuestas publicadas en los últimos meses apuntan a que Aburto ganará de nuevo y casi todas ellas pronostican que podría incrementar su representación y llegar a los 14 ediles, a un paso de la mayoría absoluta, con lo que volvería a necesitar el apoyo de algún otro grupo.

Las tres grandes batallasLas tres grandes batallas - Foto: Javier Lizón

Las tres grandes batallas
Las tres grandes batallas