Cs pactó «porque los votantes querían cambio»

A.G
-
Rafael Cernicharo y Javier Escribano, nuevo alcalde, en la sesión de investidura. - Foto: Ayuntamiento

El acuerdo entre el PP y la formación establece que el popular Javier Escribano sea alcalde durante tres años y un representante de Cs ostente el cargo en el segundo ejercicio del mandato

Javier Escribano es desde el sábado el nuevo alcalde de Casas Ibáñez, el primero del PP en ese municipio de La Manchuela. Su llegada al cargo fue posible merced a un pacto con Ciudadanos (Cs), cerrado el pasado viernes por la noche, tal y como ya informó La Tribuna.
Los cuatro ediles del PP y los dos de la formación naranja compondrán, por tanto, el equipo de Gobierno, quedando en la oposición otros cuatro del PSOE y uno de Unidas Podemos. Como ya explicó el portavoz de Ciudadanos, Rafael Cernicharo, el acuerdo incluye también una alternancia en la Alcaldía, que ostentará Escribano en el primer, tercer y cuarto año del mandato, mientras que corresponderá a un concejal de Cs en el segundo ejercicio.
Cernicharo detalló también que él asumirá la Concejalía de Cultura, mientras que el otro concejal de su grupo, José Antonio Brizuela, estará en las áreas de Festejos «y Economía y Hacienda, en colaboración con la interventora y Alcaldía». Ese reparto se concretará en el próximo Pleno, que probablemente se convocará la próxima semana.
En cuanto a la gestión del acuerdo, el portavoz de Cs reconocía que fue «muy complicado, ya que había mucha tensión con el PP y presiones a nivel regional». De hecho, el Ayuntamiento de Casas Ibáñez fue incluido en el pacto que el jueves anunciaron PSOE y Ciudadanos para compartir alcaldías en 20 municipios de la región. Sin embargo, los ediles ibañeses no cumplieron con ese guión ya que, en palabras de Cernicharo, «nuestros 500 votantes nos estaban insistiendo en que lo que querían era un cambio político».
Una vez superadas esas tensiones y conformada ya la Corporación, los nuevos ediles se han puesto ya a trabajar, «aportando cada uno el tiempo que puede». De momento, se marcan como prioridad abordar «temas del día a día que están totalmente abandonados». Así definía el concejal de Ciudadanos asuntos como la gestión de la piscina municipal o contrataciones pendientes para las fiestas.

(Más información en edición impresa)