Menos protestas

M. O.
-
El Pasaje de Lodares aparece en el informe del Defensor del Pueblo. - Foto: Rebeca Serna

El Defensor del Pueblo abrió 130 expedientes en 2018 por asuntos relacionados con la provincia y quejas de albacetenses

Menos trabajo tuvo de nuevo el Defensor del Pueblo para atender las quejas presentadas por vecinos de la provincia. La institución estatal que media en posibles vulneraciones de derechos donde hay responsabilidad de las administraciones públicas tramitó el año pasado 130 expedientes con origen albacetense, una docena de casos menos que en el año anterior. El número de expedientes está siempre por encima del centenar, aunque en 2011 se acercó a los 200. 
Si el número de quejas sirve para medir la satisfacción o el descontento de los habitantes de cada territorio, Albacete no es de los peores lugares. El Defensor recibió un mayor número de asuntos por investigar de las provincias de Toledo (314 casos) Ciudad Real (181) y también Guadalajara (146). 

 El Ayuntamiento de Albacete no es una entidad «entorpecedora», pero sí figura como destinatario de una sugerencia del Defensor en un expediente que toca al monumento del Pasaje de Lodares. Tras la queja de un vecino por la realización de unos trabajos en el edificio, la institución tomó nota y terminó su actuación con una sugerencia al Consistorio capitalino en enero de 2018 «ordenar a los servicios técnicos municipales que giren visita de inspección al Pasaje de Lodares al objeto de comprobar si las obras denunciadas por el interesado se han ejecutado conforme al proyecto aprobado y a la licencia otorgada por esa Administración».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA