El 10-N en la provincia: El PSOE gana, Cs se hunde

M.O
-

La candidatura socialista al Congreso mantiene los dos diputados, y el PP no alcanza el cuarto escaño, que Vox arrebató a la formación naranja

El 10-N en la provincia: El PSOE gana, Cs se hunde - Foto: José Miguel Esparcia

Acertaron los sondeos a pie de urna y no hubo sorpresas durante el escrutinio: Albacete provincia votó en sintonía con el resto de España, con una victoria clara para el Partido Socialista, un Partido Popular que recupera apoyos, pero que no le bastan para llegar al segundo diputado, la debacle de Ciudadanos, la anunciada subida de Vox y un nuevo bajón de Unidas Podemos. Los dos escaños del PSOE en el Congreso por la provincia se mantienen, el de Manuel González Ramos (es su cuarta elección) y el de María Luisa Vilches; el PP seguirá teniendo a Carmen Navarro como única parlamentaria por Albacete, y entra Vox con un cuarto diputado que tuvo en su mano durante todo el escrutinio. Rafael Fernández Lomana consigue ahora lo que no logró en abril, y representará a la provincia por el partido de Santiago Abascal durante cuatro años, si finalmente esta vez sí se conforma un nuevo Gobierno. También en Albacete se hunde Ciudadanos, muy alejado de los buenos resultados de abril y por debajo incluso de los alcanzados en las Generales de junio de 2016.
El escrutinio conocido ayer apenas variará con el recuento del voto de residentes en el extranjero. Tal y como se preveía, la participación bajó. En la provincia ejercieron su derecho al voto el 71,5% de los votantes, cuando en abril esa participación estuvo en el 76,52%. Con cinco puntos menos de participación, aunque el PSOE bajara en número de votos (de 75.005 a 69.589) ganó en porcentaje de votos: El 32,57% de los votos de ayer en Albacete fueron a la candidatura socialista (en abril sumó el 32% de los votos). Mejoran también los números del Partido Popular, que de un 22,11% de los votos pasa al 27,44%. La candidatura que encabezaba Carmen Navarro recibió 58.616 votos en Albacete provincia, 6.800 más que los que tuvo hace medio año. La subida no basta sin embargo para que Manuel Serrano consiga el segundo escaño. El exalcalde de la capital se queda sin acta de diputado.
Los resultados de PSOE y PP no fueron sin embargo lo más noticioso ayer en la provincia, como ocurrió en muchos otros lugares de España. Vox se convierte en la tercera fuerza política de la provincia. Si en abril obtuvo 33.948 votos que no le valieron para tener diputado, ahora llega a los 44.237, 10.289 más.Y si en abril no llegó al 15% de los votos, ahora consigue el 20,71% de los sufragios de Albacete. 
La cuarta fuerza más votada en Albacete ayer fue Unidas Podemos, pero es la primera fuerza que no tiene representación. La candidatura al Congreso que encabezaba María Pérez recibió 20.644 votos, el 9,66% de los sufragios. Respecto a las Generales de abril, son 4.211 votos menos. Si se compara el resultado de ahora con el de junio de 2016, la coalición donde está Podemos ha perdido casi 13.000 votos en la provincia albacetense. Entonces sí obtuvo un diputado, pero no lo revalidó en las Generales de abril, y tampoco podrá cambiar la situación ahora.
HUNDIMIENTO EN CIUDADANOS. La quinta fuerza en votos en la provincia fue ayer Ciudadanos. Se cumplieron los pronósticos, pese a que en la organización naranja hacían campaña estos días en Albacete aludiendo a que las sensaciones en la calle lanzaban un mensaje contrario a las encuestas. Se cumplió en cambio el augurio hecho desde el Partido Popular, sobre cómo los pactos de Ciudadanos con el PSOE en la región, y en ayuntamientos como el de Albacete capital, pasarían factura al partido de Albert Rivera. Ciudadanos se queda en 15.892 votos, el 7,44%, cuando en abril obtuvo casi 44.000, y  cerca del 19% de los votos. Es decir, pierde cerca de dos de cada tres votos. Es también un resultado mucho peor que el de 2016, cuando la candidatura naranja rozó en Albacete los 32.000 votos. El hundimiento deja de nuevo a Ciudadanos la provincia sin representación en el Congreso. 
La breve legislatura en la que María Dolores Arteaga ha sido diputada por la provincia, de abril a ahora, casi se corresponde con lo ocurrido entre los comicios de diciembre de 2015 y los de junio de 2016, cuando Onésimo González fue también parlamentario por Albacete en Ciudadanos.