Vox rompe el consenso local contra la violencia de género

G.G.
-

El Pleno, que duró casi tres horas, se inició con varios asuntos económicos y la modificación de 18 ordenanzas y reglamentos municipales, que obtuvieron el voto unánime de los grupos

Vox rompe el consenso local contra la violencia de género

El Pleno ordinario del mes de noviembre, que duró casi tres horas, mostró las discrepancias de Vox en relación a distintos asuntos en los que y resaltó alguna de las cuestiones políticas de las que hacen gala, empezando por la violencia de género, ya que Raquel Tomás, siguiendo las líneas marcadas por su partido, rompió el consenso local y votó contra la declaración institucional en forma de moción, que consensuaron el resto de formaciones políticas municipales por el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer. Tras iniciarse el Pleno con distintos asuntos relacionados con temas económicos y sobre la modificación de 18 ordenanzas y reglamentos municipales, que obtuvieron el voto unánime de los 21 concejales de los cinco grupos políticos, tomó la palabra Raquel Tomás para defender la moción presentada por su partido  solicitando que se construya un monumento «para resaltar el espíritu conciliador». Sólo el concejal de Ciudadanos, Mario Artesero, votó a favor de la propuesta. Aunque en el debate de la moción surgieron acaloradas discrepancias, fue con la declaración institucional, consensuada por PSOE, PP, Cs y la Agrupación de Electores de Hellín cuando surgieron los mayores reproches por la negativa de Vox a unirse a la misma para manifestar, con el resto de grupos «nuestra más absoluta repulsa a la violencia de género como la más brutal muestra de la desigualdad entre hombres  y mujeres, declarando con firmeza que no daremos ni un paso atrás en esta lucha, en la prevención y en el tratamiento y la reparación a las víctimas».

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA