La fiebre del instante

A.M.
-
Fotografía que refleja uno de los talleres de la Igers Academia que se celebran por todo el territorio nacional. - Foto: P.R.

Las comunidades de instagramers de Albacete y Castilla-La Mancha organizan, por primera vez en esta ciudad, los talleres de la Igers Academia, una iniciativa para conocer nuevas herramientas con las que hacer mejores fotografías

Compartir fotos instantáneas hechas con el teléfono móvil. Eso es Instagram. Y los instagramers son los aficionados a esta red social que sigue creciendo de forma vertiginosa, pues ofrece la posibilidad de hacer una fotografía, pasarla por filtros para hacerla más atractiva y compartirla con tus seguidores (followers) y con el resto del mundo.
El encanto de esta red social es tal que en 2011, gracias a la iniciativa de Phil González, surge el blog Instagramers y, a partir de ahí, una comunidad de usuarios que hoy cuenta con 500 grupos repartidos por todo el mundo, inclusive en Albacete y en Castilla-La Mancha.
Son precisamente estas dos comunidades de instagramers las que han organizado, por primera vez en la capital albacetense, los talleres de la Igers Academia, previstos para el próximo día 17, a las 10,30 horas en el Centro Cultural de la Asunción.
La Igers (abreviatura de Instagram) Academia consiste en el desarrollo de cursos y actividades formativas para aficionados a la fotografía y a las redes sociales, en concreto a Instagram, que serán impartidos por afamados instagramers como Pablo D. Martín, que acaudala 80.000 seguidores.
Los talleres, que tendrán lugar solo por la mañana y son gratuitos, profundizarán en la iniciación a la aplicación, buenas y malas prácticas, edición de fotografía móvil, técnicas para optimizar perfiles personales y corporativos, herramientas para hacer mejores fotografías y, en general, todo lo relacionado con la comunidad instagramer.
En Albacete, Puri Ruescas es la manager de la comunidad de instagramers que se reunió por primera vez en enero de 2013. Fue la primera de Castilla-La Mancha y se formó por ocho aficionados a esta red social. En la actualidad son alrededor de 30 los instagramers que acuden a cada reunión mensual, aunque en red se contabilizan unos 1.600 usuarios.

La misma afición. «Para nosotros es nuestro ocio», asegura Puri Ruescas, quien destaca también el valor que tiene esta iniciativa respecto a las relaciones de amistad que crean sus seguidores, que se producen en los viajes y quedadas que realizan para captar imágenes con sus móviles y lanzarlas a la red.
Desde su punto de vista, para triunfar en Instagram no hay que dejar de lado la interacción en la red social, la asiduidad con la que se cuelguen imágenes y que éstas se sepan transmistir. Importante es también que estas fotografías lleven etiquetas (hashtag) porque, de otra forma, «no tienen visibilidad, no llegan a la gente». Para la manager de la comunidad de instagramers de Albacete, ser usuario de esta red implica también promocionar el turismo de la provincia de Albacete y publicitar algunas empresas, ya que esta comunidad suele hacer viajes a muchas localidades para colgar fotografías realizadas con el móvil de forma inmediata. El mejor ejemplo es la promoción que están haciendo estos instagramers de la Sierra del Segura y que se puede ver en su web y en los respectivos perfiles de las redes sociales. La última quedada tuvo lugar este sábado pasado en Liétor, y la siguiente tendrá lugar el próximo día 24 en Nerpio, donde los instagramers realizarán fotografías de todo lo que visiten con sus móviles y las subirán inmediatamente, con su correspondiente hashtag, a Instagram.