Cerca de 100 agentes fueron víctimas de agresiones en 2018

Josechu Guillamón
-

Los funcionarios de la Policía Nacional sufrieron el 47% de los delitos de atentado en la provincia, mientras que la Guardia Civil acumuló el 23% de los casos y la Policía Local de la capital el 30% restante

Muchas de las agresiones agentes se producen durante los arrestos, a consecuencia de la resistencia de los detenidos. - Foto: G. C.

Hasta 94 agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local de Albacete fueron víctimas de agresiones a lo largo de 2018, según los datos recopilados por La Tribuna de Albacete en los tres cuerpos.
La peor parte se la llevó el Cuerpo Nacional de Policía, ya que sus agentes sufrieron 44 delitos de atentado, resistencia o desobediencia grave, lo que implica el 47% del total. Por otra parte, 28 policías locales de Albacete sufrieron agresiones, lo que se traduce en un 30% del total. Por último, en la Benemérita fueron 22 los guardias agredidos, lo que supone el 23% restante.
Si comparamos las cifras con las del año anterior, podemos decir que las de 2018 son positivas, puesto que en 2017 fueron 116 los agentes agredidos, lo que implica que en un año los delitos de atentado han caído un 19%. En concreto, en 2017 los policías nacionales sufrieron 70 agresiones, los policías locales 39 y los guardias civiles siete. Por tanto, sólo ha habido un aumento de las agresiones en la Benemérita, donde los delitos de atentado se han triplicado en 2018.
En cualquier caso, desde los tres cuerpos afirman que no hay una razón concreta por la que se produzca un aumento o una disminución de estos delitos, como comenta el comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía, Florentino Marín. «No hay una causa clara para esta variación, si este año han bajado, es posible que el año que viene aumenten. Estos delitos se han producido toda la vida, porque hay muchas personas que se resisten a ser detenidos o que están fuera de sí y les da igual lo que les diga la Policía».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA