Un diputado regional cobrará al menos 47.000 euros anuales

S.L.H.
-

Se corresponde con el 45% de lo que percibe un consejero, más 16.425 euros en concepto de gastos de representación. Los presidentes y portavoces de los grupos y miembros de la Mesa cobrarán entre 51.000 y 68.000 euros. Bellido percibirá unos 85.000.

Un diputado cobrará, como mínimo, unos 47.000 euros anuales - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Desde enero de 2013, los diputados de Castilla-La Mancha no gozaban de dedicación exclusiva y recibían una indemnización fija de 955 euros y una dieta de 150 euros por asistencia a comisiones y plenos, salvo los miembros de la Mesa que sí tenían dedicación plena al trabajo parlamentario. Esa fue la decisión de María Dolores Cospedal cuando reformó el Reglamento de las Cortes regionales, amparada en la crisis económica que azotaba por entonces a la comunidad autónoma. Cuatro años después, en la primera legislatura del socialista Emiliano García-Page, se optó por devolver la dedicación exclusiva y un salario fijo a los presidentes comisiones.

Ahora, otros cuatros después, la «normalidad» ha regresado al Convento de San Gil, según defendieron los grupos parlamentarios durante el pleno de las Cortes celebrado este pasado lunes. Ya los 33 diputados cobrarán un sueldo fijo, sean o no presidentes de Comisión.

Un sueldo que se corresponde con el 45 por ciento de lo que percibe un consejero de la Junta de Comunidades, si se trata de un diputado raso, es decir, sin ningún otro cargo parlamentario. Esto es, según los últimos datos publicados en el Portal de Transparencia de la Junta, que un parlamentario percibirá algo más de 47.590 euros anuales, que se desglosan en algo más de 31.000 euros como salario de diputado, más 16.425 euros en concepto de indemnización por los gastos derivados de sus funciones representativas. En ninguna parte queda reflejado si son brutos o netos.

La indemnización la recibirán todas sus señorías, al margen de que también tendrán derecho al resarcimiento de los gastos efectivos de transporte por asistencia a las sesiones de los órganos de la Cámara cuando usen transporte público o a la indemnización por kilometraje si acuden en sus vehículos privados.

El acuerdo alcanzado esta semana entre los tres grupos parlamentarios (PSOE, PP y Ciudadanos) también fija lo que recibirán por sus servicios los vicepresidentes y presidentes de Comisiones (todas presididas por los socialistas, salvo la de Presupuestos que estará dirigida por Emilio Bravo, del Grupo Popular), los presidentes y portavoces de grupo, los secretarios de la Mesa (uno socialista y otro de Cs), los vicepresidentes de la Mesa (en este caso vicepresidentas, una del Grupo Socialista y otra del Grupo Popular) y el presidente del Parlamento regional.

Comenzando por el principio, los vicepresidentes de Comisión recibirán el 50 por ciento del sueldo de un consejero, que está fijado en 69.271,16 euros según los últimos datos recogidos del Portal de Transparencia del Gobierno de Castilla-La Mancha. Esto significa, sumando la indemnización de 16.425 euros anuales en doce pagas, que los vicepresidentes cobrarán 51.000 euros al año, repartidos en 14 pagas. Los presidentes de Comisión percibirán algo más, ya que su sueldo alcanza el 55% de la nómina de un consejero, lo que significa que recibirán anualmente algo más de 54.500 euros.

Los presidentes de Grupo y los portavoces, los secretarios y vicepresidentes de la Mesa recibirán el 75% de lo que corresponde al sueldo de un consejero. Traducido en euros percibirán unos 68.000 euros, contando también la indemnización por los gastos derivados de sus funciones de representación.

El sueldo de Pablo Bellido, presidente de las Cortes, es igual al de un consejero, según recoge el acuerdo aprobado por los grupos parlamentarios. Esto significa que cobrará unos 69.000 euros al año, más 16.425 euros más en concepto de representación. En resumen, 85.000 euros aproximadamente.

 

155 euros por asistir a plenos y comisiones.

Solo los diputados que no tengan dedicación exclusiva percibirán asistencia por la concurrencia efectiva a las sesiones del pleno y de las comisiones de las que formen parte, cuya cuantía será del 0,5 por ciento del sueldo que se fija para un diputado con dedicación plena. Es decir, un parlamentario que no se acoja a este derecho recibirá cada vez que acuda a una sesión plenaria o comisión unos 155 euros.

Cuando un diputado asista en el mismo día a dos o más sesiones, solamente tendrá derecho a percibir el importe equivalente a una única asistencia.

Igual ocurre con los parlamentarios que decidan trabajar en exclusiva para las Cortes, ya que solo tendrán derecho a percibir un sueldo. Los miembros de la Mesa, los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios y los presidentes y vicepresidentes de las comisiones desempeñarán sus cargos, necesariamente, en régimen de dedicación exclusiva. Cuando un diputado ostente más de un puesto solo podrá percibir la retribución asignada al puesto de máximo nivel.

La Mesa de las Cortes, sin embargo, podrá ampliar la cuantía del sueldo que corresponda a cada uno de ellos en atención a su grado de responsabilidad, recoge el acuerdo firmado por PSOE, PP y Cs.

Por último, la percepción de la retribución por dedicación exclusiva será incompatible con la percepción de otras retribuciones derivadas de cualquier tipo de actividad laboral o profesional, pública o privada, estando sujetos dichos diputados al régimen de incompatibilidades establecidos para los miembros del Consejo de Gobierno.


Las más vistas