La Fundación Impulsa vuelve de 'villano' para la oposición

J.A.J.
-

En la Comisión de enmiendas de los Presupuestos el diputado de Ciudadanos, David Muñoz, dijo que entenderá su papel «si me demuestran que sirve para algo con datos». Para Gema Guerrero (PP) «es un instrumento de propaganda del gobierno regional».

La Fundación Impulsa vuelve de 'villano' para la oposición - Foto: David Pérez

La discusión entre los grupos socialista, ‘popular’ y de Ciudadanos sirvió para que apareciera un sempiterno ‘supervillano’ en el relato de los grupos opositores. Se trata de la Fundación Impulsa, el organismo que vehicula acciones de promoción turística y cultural del Gobierno de Emiliano García-Page y que contó con antecesores similares en anteriores administraciones castellano-manchegas La particular personalidad jurídica de fundaciones como esta ya hizo que fuera vista como un ente opaco en sus cuentas y contrataciones por el PP y Podemos, por lo que sus partidas debían derivarse a otros fines. En la actual, Ciudadanos ha tomado el testigo del partido morado -el cual atenuó sus críticas tras entrar en el Ejecutivo de García-Page- en los ataques a esta entidad.
En sus intervenciones, el diputado de Ciudadanos David Muñoz cargó contra este ‘sospechoso habitual’ y defendió la validez de detraerle fondos para hacer posibles enmiendas de su grupo. Retó a los socialistas a «que me expliquen la diferencia -de la Fundación Impulsa- con la de Cultura y Deporte», un ente similar de la etapa de Gobierno del PP. Y afirmó que entenderá el papel de esta Fundación  «si me demuestran que sirve para algo con datos».
Por su parte, la diputada ‘popular’ Gema Guerrero insistió en que la Fundación Impulsa «más que promover la artesanía o el turismo, es un instrumento de propaganda del gobierno regional».
Necesaria para el turismo. Desde el PSOE, fue la diputada María Jesús Merino la que asumió la defensa de la recurrentemente discutida Fundación. Así, reprochó que el vaciamiento de fondos que PP y Ciudadanos buscan practicar en los recursos de Impulsa supondría un «cerrojazo» a las campañas de promoción turística desarrolladas por esta entidad, con el consiguiente perjuicio para un sector clave de la economía regional como es el turismo.
La socialista Merino lamentó la insistencia de ‘populares’ y liberales en «quererse cargar» la Fundación Impulsa. Así, recodó que existen fundaciones con un carácter cultural similar en otras comunidades autónomas como Castilla y León, gobernada  por  PP y Ciudadanos en coalición.