Núñez llama a los ediles de CS a rebelarse contra el pacto

EFE/La Tribuna
-

El líder 'popular' en Castilla-La Mancha tiende la mano a la negociación a las direcciones locales naranjas hasta última hora para ultimar acuerdos en los que venían trabajando

Paco Núñez junto a Francisco Cañizares. - Foto: Rueda Villaverde

El presidente regional del PP, Francisco Núñez, jugó ayer su última carta para tratar de amarrar ayuntamientos con las direcciones locales de Ciudadanos en diferentes municipios de Castilla-La Mancha, a las que pidió «ignorar» a las direcciones regionales y nacional naranja y llegar a acuerdos con los populares para gobernar en coalición.
Núñez, acompañado del candidato del PP a la Alcaldía de Ciudad Real, Francisco Cañizares, lanzó un mensaje directo a las direcciones locales de Cs para «reconstruir sus posturas y volver a la senda de la negociación» que dijo, se habían iniciado antes del acuerdo firmado en el ámbito autonómico entre Ciudadanos y PSOE. «Tienen la mano tendida del PP», insistió, para sentarse a negociar en la recta final del plazo de constitución de los ayuntamientos «para ultimar los acuerdos en los que hemos estado trabajando hasta última hora», dijo el líder popular, quien apostó por tumbar el acuerdo de PSOE y Ciudadanos para «formar gobiernos de crecimiento económico y de bajada de impuestos».
En estas negociaciones, ha reconocido que el PP llegó a ofrecer a la dirección de Ciudadanos compartir las alcaldías de Ciudad Real y Albacete, y ceder la alcaldía de Guadalajara a Ciudadanos.
Núñez señaló que el PP también ofreció acuerdos programáticos para más de 30 municipios de la región, «donde sumábamos PP y Ciudadanos». Sin embargo, insistió, la formación naranja «tenía muy claro dónde quería ir», demostrando finalmente, que quería «echarse en brazos de la izquierda».
El candidato a la Alcaldía de Ciudad Real, Francisco Cañizares, reiteró la oferta del PP a llegar a un acuerdo, hasta última hora, con Ciudadanos para que el PSOE no gobierne en Ciudad Real los dos primeros años de legislatura y desveló la existencia de «un acuerdo concretado» de Ciudadanos y PP.
Cañizares lamentó que en la negociación hayan pesado más los intereses de Emiliano García-Page y Albert Rivera, «y no se haya tenido en cuenta los intereses de los ciudadanos de Ciudad Real» y pidió a los tres concejales de Ciudadanos en Ciudad Real que «no se dejen manipular» y «busquen los intereses de la ciudad» en contra de lo que marca la dirección de sus partidos. También avisó que en algunos municipios podría saltar por los aires el pacto PSOE-Cs.