Panderetas con arte y solidaridad

A.D.
-

El mundo del arte es muy solidario, como lo demuestran las distintas exposiciones que estos días se pueden visitar en Albacete, entre éstas la de la Asociación de acuarelistas y otras artes, en Casa Chiki, de calle Tejares número 46, Pander Arte

Una imagen de la exposición. - Foto: Rubén Serrallé

Se trata de una exposición y venta solidaria de panderetas, pintadas por reconocidos artistas, a beneficio del Banco de Alimentos de Albacete. 
Ramón Torres, uno de los pintores que ha participado en esta iniciativa, miembro de la asociación, comentó a La Tribuna de Albacete que la exposición «surgió de una reunión que tuvimos en la asociación para hacer una colectiva de Navidad, pero queríamos que tuviese sentido y por eso quisimos que fuese altruista, para recaudar fondos para una ONG que tuviera necesidad, más en estas fechas, por eso El Banco de Alimentos».
En esta exposición y venta, dijo el pintor, «los artistas, más de 40, de cierta notoriedad, han pintado una pandereta, con estilo libre, y de manera desinteresada, porque nosotros también compramos la panderetas y la pintamos y toda la recaudación va a la compra de alimentos. Se exponen en Casa Chiki, un restaurante que se ha prestado a ello, al que  agradecemos la ayuda y, quien quiere comprarla, lo puede hacer sin problemas, porque el precio único, simbólico, es de 20 euros, con la finalidad de que se vendan todas y cumplir el objetivo».
La gente, reconoció el artista, «rápidamente se conecto y entendió el sentido solidario de este proyecto y por eso estamos muy contentos, porque las panderetas son muy típicas, con aro de madera y piel, porque para plasmar una idea puede servir cualquier soporte y todas son iguales, todos las hemos pintado de manera libre, sin un tema concreto, y para que no hubiera ninguna distinción no están firmadas y se hace en el interior de la pandereta, para que en la exposición sean iguales, y la persona que vaya, la compre porque le gusta y quiere contribuir. El protagonista no es el artista, es el proyecto y el sentido solidario de Pander Arte, una exposición que permanecerá abierta en ese espacio hasta el 30 de diciembre».
Ramón Torres mostró su satisfacción, «porque va la venta muy bien y esperamos que nos quedemos sin ninguna».
Los motivos y las técnicas de estos más de 40 pintores solidarios, decía Torres, «son muy distintas, porque no hay ningún tipo de limitación, sólo ese soporte, el tamaño y el precio. Obviamente, aquí hay artistas que la pandereta no la hubieran vendido por 20 euros, pero en este caso, el dinero no es importante, el protagonismo es el proyecto. También ha sido voluntario el numero de obras que cada uno ha hecho, depende del tiempo que ha dispuesto. En mi caso, he pintado tres, otros compañeros han pintado dos, hasta cuatro, en algún caso, porque la gente es muy generosa y lo importante es que haya más venta y más recaudación».
(Más información en la edición impresa)