El Alba se examina ante un gran rival

J.L. Royo
-
Los jugadores del Albacete celebran un gol en el último partido en casa. - Foto: Arturo Pérez

El equipo de Luis Miguel Ramis, con la duda de Manaj, cierra la primera vuelta ante un Sporting de Gijón en alza y tratará de mantenerse en puestos de ascenso directo.

E l Albacete Balompié confía en cerrar la primera vuelta en puestos de ascenso directo y para ello necesita ganar al Sporting de Gijón en un partido que se antoja complicado para los de Luis Miguel Ramis, que suman 11 jornadas sin perder y que no conocen la derrota en el Carlos Belmonte.
El empate en Granada, adornado con la polémica arbitral, unido a la derrota del Málaga y al empate del Deportivo mantuvieron a los manchegos en una privilegiada segunda posición, que esta tarde pretenden consolidar para seguir ilusionando a una afición que volverá a responder esta tarde.
Los blancos llegan a este choque con las únicas bajas del central Nico Gorosito y del guardameta José Antonio Caro, por lo que Ramis repite la convocatoria de la pasada jornada, aunque en esta ocasión hay que sumar el mediocentro Diego Barri, por lo que esta mañana se concentrarán 19 futbolistas y uno de ellos tendrán que ser descartado antes del choque.
Y esto se debe a que Rei Manaj, que recibió un fuerte golpe en la cara ante el Granada que le fracturó los huesos propios de la nariz, será duda hasta última hora. Ramis no quiso descartarlo ayer, pero señaló que «ha tenido algún mareo, pero queda tiempo hasta la hora del partido y entonces valoraremos si está disponible o no».
Aunque el técnico catalán no suele dar pistas, todo indica que volverá al 1-4-2-3-1, con Eugeni por detrás de Zozulia en el ataque y el posible regreso de Susaeta o Acuña al once inicial. El resto del engranaje será habitual.

(Más información en la edición impresa).