El II Plan de Igualdad promueve la equidad de oportunidades

Redacción
-
Representantes de la Corporación Provincial y de la Unidad de Igualdad, en la presentación del plan. - Foto: Diputación

Santiago Cabañero presentó la iniciativa de la Diputación, con la que buscan promover cambios sociales en la provincia y que incluye un protocolo de actuación para casos de acoso sexual o por razón de sexo

Santiago Cabañero, presidente de la Diputación de Albacete, presentó ayer el II Plan de Igualdad de Mujeres y Hombres de la institución provincial. Lo definió como un paso importante con el que, por un lado, la entidad se adapta al cumplimiento del amplio marco legislativo que existe en torno al principio de Igualdad y, por otro lado, se avanza de modo firme en el compromiso que la Diputación asumió en su día, primero con la Carta Europea por la Igualdad y, desde él, con el que significó el I Plan de Igualdad de Mujeres y Hombres.
Según detalla una nota de prensa, Cabañero estuvo acompañado por la diputada de Igualdad, Nieves García; por la jefa de Servicio de la Unidad de Igualdad de Diputación, Mercedes Martínez; y por el técnico de dicha Unidad, Alfonso García. El presidente calificó este plan como «un hito importante en materia de igualdad», resaltando que es algo que el equipo de Gobierno defienden «ahora más que nunca, por pleno convencimiento, por plena convicción en este cometido transversal y, con más motivos si cabe, cuando vivimos unos tiempos en los que parece que este tipo de cuestiones de defensa de la igualdad real y efectiva están en entredicho, y cuando se atenta contra las mujeres atentando contra los mecanismos que se les debe procurar, empezando desde las Administraciones, para respaldarlas y defender sus derechos».
Con esta herramienta se busca , según Cabañero, que la Diputación se convierta en «agente dinamizador de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, protagonizando cambios sociales y modelos de gestión a imitar en la nueva sociedad que queremos construir». 
Los principios rectores que guían el plan, tal y como detalló el presidente, son «la igualdad y no discriminación; la no neutralidad de las intervenciones de la Administración respecto a las desigualdades; la visibilidad de las mujeres; la corresponsabilidad; la participación y la cooperación institucional».

(Más información en edición impresa)