Polvo que te respiro

Ana Martínez
-

El Ayuntamiento cree que, con la peatonalización prevista, Albacete no tendrá que aplicar restricciones de tráfico en su manzana central como obligará el Gobierno por la emergencia climática

Imagen de archivo de la ciudad. - Foto: Rubén Serrallé

Se adoptará una Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Público, así como medidas para que los municipios de más de 50.000 habitantes establezcan zonas de bajas emisiones de manera urgente». Es la línea 17 del acuerdo del Consejo de Ministros del 21 de enero pasado en el que declaró la emergencia climática y ambiental en España.
¿Está Albacete preparada para hacer frente a esa emergencia climática y restringir el tráfico en el centro urbano, como ya están haciendo ciudades como Madrid y Barcelona? Aproximadamente, el 80% de la contaminación atmosférica que se registra en esta capital está causada por el tráfico rodado. A lo largo de 2019, la ciudad registró un índice regular de partículas en suspensión (PM) una vez a la semana de media, según figura en los partes que sobre la calidad del aire publica cada mes la Viceconsejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, a partir de los datos arrojados por la estación ubicada en el barrio Universidad.
El índice regular de partículas en suspensión en el aire puede provocar efectos leves en individuos sensibles. Además, a las personas con asma u otras enfermedades respiratorias se les aconseja que limiten las actividades al aire libre.
Durante el pasado año, cinco fueron los días en los que se registraron unos niveles malos, jornadas que coincidieron con los meses de julio, agosto y septiembre. Con una concentración que llegó a superar  los 62 µg/m3 (microgramos por metro cúbico), este mal diagnóstico origina efectos «significativos» en personas sensibles, «posibles efectos» en niños y adultos que realizan actividades al aire libre y una advertencia de que «todo el mundo debería limitar las actividades prolongadas al aire libre».
No obstante, Albacete registra días más buenos que buenos en materia de salud atmosférica, según concluyen estos partes mensuales, que se guían por la única estación de control del aire que hay en la capital, si bien el Ayuntamiento ya ha anunciado en varias ocasiones que a primeros de este año instalará entre ocho y 10 nuevas que estarán repartidas por todo el casco urbano, con el fin de que el estudio de la calidad atmosférica se ajuste más a la realidad.
Sin embargo, estos datos no responden a las conclusiones derivadas de una investigación internacional que sitúa a Albacete en la cuarta ciudad española con el aire más contaminado, según dio a conocer recientemente la Fundación Aquae.
Puestos en contacto con esta entidad para que concretara por qué Albacete está por delante de ciudades como Bilbao, Madrid o San Sebastián, fuentes de la Fundación Aquae indicaron a La Tribuna de Albacete que esta información «la hemos recabado y contrastado con diferentes fuentes, entre las que destacan Greenpeace y su estudio World air quality report-2018, el New England Journal of Medicine y el CSIC, centro al que pertenece Xavier Querol, uno de los especialistas españoles en contaminación del aire, y con el que hemos podido hablar».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA