Donativo dulce y sabroso

E.REAL
-
Dos de las participantes en la recolección del año pasado, con una caja de apetitosas cerezas. - Foto: Esparcia

La asociación Miguel Fenollera, que trabaja con niños y jóvenes de La Estrella y La Milagrosa, ha iniciado la tercera edición de su campaña 'Cerezas Solidarias' en la que, a cambio de 10 euros, el colaborador recibe 2,5 kilos de fruta

En poco más de una semana, los entre 800 y 1.000 kilos de cerezas que la asociación Miguel Fenollera ha empezado ya a recolectar de la finca Dehesa de Los Llanos se habrán repartido y su recaudación «la destinaremos al programa de inserción laboral y a los programas sociales que tenemos en marcha». Es, como recuerda el presidente de la asociación Miguel Fenollera, Javier López-Fando Arias, el tercer año que llevan a cabo esta iniciativa solidaria gracias a los buenos resultados de los dos anteriores.
Son muchas cerezas pero «vuelan, no nos duran ni una semana». A cambio de un donativo de 10 euros, los colaboradores de esta asociación que trabaja con niños y jóvenes de los barrios de La Estrella y La Milagrosa y que impulsó también la cooperativa de empleo con el mismo nombre, reciben «en sus casas o donde nos pidan que se las llevemos» una cestita con dos kilos y medio.

muy sabrosa. Le acompaña también a la entrega una nota de agradecimiento y la explicación de que la adquirida es «una de las variedades de cereza más sabrosas, la que se conoce como cereza corazón de pichón, que es originaria de Francia».
Miguel Fenollera no se encarga de su cultivo, sino de la recolección de esta cosecha en la Dehesa de Los Llanos, a quienes «no les podemos agradecer lo suficiente la ayuda, porque nos están donando todas estas cerezas a cambio de que las recojamos».
El respaldo no acaba ahí porque, como comenta López-Fando Arias, «nos han comunicado que no nos preocupemos, que en el caso de que no se vendan todas, tienen otra alternativa».
Ésta, explica el responsable de Miguel Fenollera, pasaría por «firmar un convenio con una frutería para sacar adelante esa recogida y venta y, de esta forma, nos ayudarían a pagar los jornales».
 
ligero retraso. Según explica Javier López-Fando, «este año la campaña se ha retrasado ligeramente» y esto se ha debido a que «la maduración se retrasó un poquito y eso ha incidido en el momento en que hemos empezado con la recogida».
Al ser fruta, «el proceso ha de ser rápido» y la idea es «del campo a la mesa» para que pueda mantener las mejores características y propiedades, «por eso la entregamos donde nos digan» los colaboradores de esta iniciativa.
El mecanismo para contribuir con esta nueva acción solidaria es muy sencillo, porque el donativo «dulce y sabroso», como lo califican, se puede encargar enviando un correo electrónico a la dirección comunicacion@amiguelfenollera.org, indicando el nombre, un teléfono y una dirección de entrega del pedido, o se puede solicitar también llamando al número de teléfono 967 24 75 89, en horario de 9,00 a 13,30 horas y de 16,00 a 19,00 horas. «No hay tiempo concreto, la campaña durará hasta que se nos acaben las existencias».