Los socialistas logran una victoria agridulce en Portugal

Europa Press
-

Antonio Costa consigue un respaldo en las urnas de casi el 37 por ciento, con el 99 por ciento escrutado, pero no logra la mayoría absoluta, por lo que necesitaría buscar apoyos para formar Gobierno

Los socialistas logran una victoria agridulce en Portugal - Foto: MARIO CRUZ

El Partido Socialista de Portugal (PS) ha ganado las elecciones legislativas celebradas ayer con un 36,65 por ciento de los votos con un 98,98 por ciento del escrutinio ya realizado, según ha informado el Ministerio de Administración Interna portugués. 
La victoria, que sería en cualquier caso menos holgada de lo esperado, se encuentra lejos de la mayoría absoluta. El PS se ha hecho hasta el momento con 106 escaños, lo que lo sitúa a 10 diputados de la mayoría absoluta -116 escaños de un total de 230 que forman la Asamblea-. 
La segunda fuerza es el Partido Social Demócrata (PSD), que ha alcanzado el 27,90 ciento de los apoyos, mientras que el Bloque de Izquierda logra un 9,67 por ciento de los respaldos. 
Por detrás están la Coalición Democrática Unitaria (6,46 por ciento), el Centro Democrático y Social-Partido Popular (4,25 por ciento) y el ecologista Personas-Animales-Naturaleza (PAN, 3,28 puntos porcentuales). Según datos oficiales, la participación ha sido del 54,50 por ciento y aún quedan 4 escaños por repartir. 

 

Una renovada geringonça

El primer ministro del país, Antonio Costa, ha aplaudido los resultados y ha destacado que los socialistas aceptarán la tarea de estar al frente de Portugal durante los próximos cuatro años "con determinación y responsabilidad". "Asumimos este encargo con alegría para cumplir durante los próximos cuatro años los compromisos adquiridos con los portugueses", ha afirmado. 
En este sentido, ha hecho hincapié en la voluntad del pueblo portugués de mantener su apoyo al pacto de izquierdas de los últimos años. En una clara alusión a lo que sería una renovada geringonça (término utilizado de forma despectiva por sus rivales políticos para hacer referencia a la alianza entre los socialistas y el Bloque de Izquierda), Costa ha aseverado que buscará extenderla para abarcar también al PAN y el ecologista Livre. 
"A los portugueses les gustó la geringonça, por lo que el PS buscará renovar esta solución política", ha manifestado tras conocer los resultados. Así, ha afirmado que los portugueses han demostrado que "quieren un Gobierno nuevo y fortalecido para gobernar con estabilidad". 
La líder del Bloque de Izquierda, Catarina Martins, ha expresado su disposición a negociar con el PS con miras a una "solución que aporte estabilidad" de cara a la nueva legislatura. Además, ha barajado la posibilidad de "negociar año por año para cada presupuesto". Martins ha dejado claro este domingo que los socialistas tienen todas las condiciones "para formar gobierno" y ha planteado las diferentes opciones del PS en caso de que la formación no obtenga la mayoría absoluta. 
La diputada socialista Ana Catarina Mendes ha insistido en que buscarán formar un gobierno estable para los próximos cuatro años. "Es una gran victoria para el PS, eso es lo que hay que subrayar. El partido buscará tener una solución estable de gobierno para Portugal", ha manifestado la también subsecretaria general del partido.

 

Las reacciones

Tras conocerse los primeros resultados, un dirigente socialista, Pedro Nuno Santos, posible sucesor de Costa, ha destacado la "gran victoria del PS y de la izquierda", en lo que ha supuesto el primer guiño de los socialistas al necesario apoyo de la izquierda para la investidura. 
"Los últimos cuatro años han sido óptimos y los próximos van a ser aún mejores", ha asegurado Santos, ministro de Infraestructuras, ante el Hotel Altis de Lisboa, sede de seguimiento de los resultados electorales del PS. 
Santos, responsable durante mucho tiempo de las negociaciones con los partidos minoritarios de la izquierda, ha defendido así la opción de un gobierno del PS con apoyos de estas formaciones y ha relativizado los excesos de campaña. "Las campañas son campañas y todos somos adultos", ha explicado. 
Santos ha pedido en cualquier caso esperar a que se "confirmen" por completo las proyecciones, aunque "no hay motivos para esconder la satisfacción: El PS ha ganado, ha ganado bien. La izquierda ha conseguido una victoria clara", ha remachado. Al ser interrogado por si barajan otras posibilidades de gobierno sin el apoyo de izquierda, Santos ha sido diametralmente claro: "por mí, no". 
En el cuartel general socialista han reaccionado con gritos de "¡Victoria! ¡Victoria!" y "¡PS! ¡PS!" tras la publicación de los sondeos a pie de urna. 
Desde la CDU ecocomunista han reconocido una caída con respecto a los resultados de hace cuatro años y el dirigente del Partido Comunista de Portugal, Jorge Pires, ha destacado que con la nueva representación "podemos seguir en esa lucha" por los trabajadores y "por el pueblo". 
También ha reaccionado el partido ecologista PAN a través de Inês Sousa Real, quien ha querido "felicitar a las nuevas fuerzas políticas" y "felicitar al PS por su victoria". A la pregunta sobre una posible coalición, Real ha subrayado que el PAN está dispuesto a dialogar como en la última legislatura "para contribuir al proceso democrático". 
Mientras, el vicepresidente del PSD, David Justino, ha reconocido la derrota sin paliativos: "Si perdemos, perdemos", y ha felicitado al PS por su victoria, aunque ha alertado sobre el "triunfalismo" socialista porque las proyecciones de escaños dan una horquilla muy grande. 
La derrota también ha sido reconocida en el seno del CDS-PP, en el que la líder del partido, Assunção Cristas, ha anunciado la convocatoria de un congreso extraordinario en la que no se presentará a liderar el proyecto. "He dado lo mejor. He decidido no volver a presentarme", ha explicado Cristas en comparecencia desde la sede nacional del partido conservador en Lisboa.