El cambio de quincena no supuso problemas en las carreteras

J.G.
-

El punto donde se han concentrado más vehículos ha sido la confluencia de la A-30 y la A-31, aunque no ha habido retenciones graves como en los días de más tráfico

Imagen que presentaba la autovía A-31, a su paso por Albacete. - Foto: José Miguel Esparcia

El regreso de los veraneantes de la primera quincena de julio y el de los viajeros de fin de semana no ha provocado problemas en las carreteras albacetenses.
Como siempre, el punto más problemático de la provincia ha sido el de la confluencia de las autovías A-30 y A-31 en sentido Madrid, donde se juntan los conductores que vienen de las playas de la Región de Murcia y aquellos que regresan del litoral alicantino. Sin embargo, aunque ha habido más vehículos que un día corriente, no ha habido incidencias reseñables. No en vano la Dirección General de Tráfico no consideraba este fin de semana como uno de los más conflictivos del verano. 
En cualquier caso, la DGT recomendaba a los conductores que venían de Murcia desviarse en Hellín por la CM-313, hasta Munera y ahí tomar la N-430, la CM-42 y luego la A-42.
En cuanto a los que venían de Alicante les recomendaba coger la AP-36 en La Roda.